Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > Cooperativa Vecinal de Viviendas > La Federación Vecinal entregará 86 viviendas ‘sostenibles’ dentro de un (...)

Cooperativa Vecinal de Viviendas de Valladolid

La Federación Vecinal entregará 86 viviendas ‘sostenibles’ dentro de un año

La promoción de la cooperativa vecinal en Villa del Prado estará finalizada el próximo septiembre, con unos edificios que ya superan los baremos de respeto medioambiental previstos por la normativa para 2007

Miércoles 19 de octubre de 2005 · 648 lecturas · rss article rubrique


Los vecinos de Valladolid pueden adquirir una vivienda que se adelanta al futuro en calidad de vida y respeto al medio ambiente.

De ello están convencidos en la Federación de Asociaciones de Vecinos, cuya cooperativa entregará dentro de un año 86 viviendas de 90 metros cuadrados y que presentan avances que ya superan los baremos ecológicos previstos por la normativa para 2007, año en el que todas las nuevas edificaciones deberán superar una certificación energética.
Las viviendas -que siendo VPO sufrirán una repercusión de suelo de 5 millones de pesetas cada una- basan el ahorro energético en diseños como el del muro ‘Trombe’, de alta densidad, que actuará como acumulador de calor y que disipará la energía captada del sol por el perímetro de la vivienda.

ESTUDIO DE CIDAUT

En cuanto al sistema de calefacción y agua caliente sanitaria, el proyecto de la cooperativa prevé un sistema colectivo que con una única caldera de condensación satisfará ambos servicios. Como señala el estudio de certificación energética realizado desde el Centro de Investigación y Desarrollo de la Automoción (Cidaut), “el sistema de regulación será una centralita que controle el circuito de la caldera y los circuitos de calefacción en función de la temperatura exterior” del edificio.
El aprovechamiento energético también se perseguirá mediante la instalación en cada casa de un contador de energía, un regulador de caudal y válvulas de corte en cada zona “comandadas por crono termostatos”, según el mismo informe.

Desde Cidaut también se señala que la emisión a la atmósfera de dióxido de carbono supondrá sólo un 80% de las emanaciones previstas para las viviendas en general para el año 2007.
Otra de las novedades introducidas es el reforzamiento del aislamiento térmico, con mayor grosor en los muros y triple acristalamiento en la fachada norte. Además, los inmuebles contarán con la preinstalación de un sistema domótico que ahorrará energía y hará menos necesario el uso de aire acondicionado.

“Las Administraciones han especulado en Villa del Prado”

Del precio de cada vivienda protegida construida por la cooperativa vecinal, 5 corresponden al precio que se ha pagado por el suelo de Villa del Prado. Esta cantidad queda multiplicada por más de cuatro en el caso de algunas viviendas libres. Así lo señala el secretario del consejo rector de la cooperativa, Jesús Revenga, para quien las Administraciones titulares de las fincas “han especulado con el precio del suelo”.

De forma simultánea, lamenta que el precio máximo fijado para las VPO de la cooperativa tengan un efecto en su ‘calidad’ medioambiental, por lo que reclama “que se arbitren medidas para que determinados capítulos no computen como precio del piso”. Además, defiende la “transparencia”
en la adjudicación de compradores, que “no se ha dado en otras viviendas protegidas de la zona”.

Casas respetuosas y económicas

Editorial del periódico Gente

La cooperativa de viviendas creada por la Federación de Asociaciones de Vecinos entregará dentro de un año 86 viviendas de 90 metros cuadrados a precio de coste -22 millones de las antiguas pesetas- y en condiciones de ser presentadas como ejemplo de respeto hacia el medio ambiente.
La construcción -‘auditada’ por el prestigioso Centro de Investigación y Desarrollo de la Automoción, Cidaut- prevé el aprovechamiento máximo de la luz solar, la orientación óptima para el ahorro energético y la preinstalación de un sistema domótico -propio de los llamados ‘edificios inteligentes’- que racionalizará los consumos.

Sorprende que en pleno 2005, cuando el precio de la vivienda ya ha alcanzado las nubes, haya quienes nos vienen a recordar ese dicho tan recurrente de que ‘querer es poder’, o dicho en términos urbanísticos:
cuando se promueven viviendas sin ánimo de lucro en solares donde el precio del suelo se fija en términos razonables es posible incluso plantearse el ‘lujo’ de construir casas en las que el consumo de energía sea respetuoso con el medio ambiente.

Al mismo tiempo, en esas viviendas del futuro el ahorro de gas y luz eléctrica contribuirá a mejorar la economía de los adquirentes; según el proyecto de la cooperativa social, el sistema de regulación de la caldera será una centralita que controle los circuitos de calefacción en función de la temperatura exterior del edificio. Todo ello cuando las cuentas ofrecidas por la cooperativa señalan que el precio de la caldera -superior en cerca de un 10% a las ordinarias- se amortiza en pocos años gracias al ahorro consiguiente.

Esta buena nueva llama mucho más la atención cuando procede de un colectivo, el vecinal, denostado en numerosas ocasiones por la Administración local en función de estereotipos muy útiles para volcar a la opinión pública en favor de quien los ejerce.


Fuente: Texto: Ricardo Ortega, Diario Gente en Valladolid, 14-10-2005.