Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > Actividades > La Federación propone al alcalde el cambio de rótulos en calles y plazas con (...)

Comunicado de la Federación

La Federación propone al alcalde el cambio de rótulos en calles y plazas con el objetivo de embellecer y ennoblecer hechos y personajes que les dan nombre

Lunes 23 de octubre de 2017 · 65 lecturas · rss article rubrique


El viernes pasado remitimos al Alcalde, una carta donde se le proponer el cambio de rótulos de las calles y plazas del casco histórico con el objetivo de embellecer y ennoblecer nuestras calles que rememoran hechos y personajes relacionados con nuestra ciudad

Cualquier excusa bien pudiera servir para festejar y engalanar la ciudad de un modo que la realce. Y como la ocasión la pintan calva, es nuestro deseo, que la justificación sea el bicentenario del nacimiento del poeta vallisoletano por excelencia, D. José Zorrilla y Moral.

Y si bien, la municipalidad ha organizado y programado lo que ha considerado oportuno para celebrar con exquisitez este evento conmemorativo, la Federación Vecinal Antonio Machado, también desea hacer una propuesta que, a modo de guinda, se incluya como un añadido que perdure en el tiempo. Es más, es nuestro deseo que, de resultar satisfactorio, bien pudiera expandirse por toda la ciudad de la época.
Hablamos de embellecer y ennoblecer con gala los rótulos de nuestras calles y plazas.

Son muchas las villas, ciudades y pueblos donde los rótulos de sus calles han sido sustituidos por otros con epígrafes e inscripciones que ensalzan y ponen relieve el pretérito de esos lugares. La simple y vulgar placa de chapa estampada y con fondo azul ha desaparecido para dar paso a nuevas inscripciones con nuevos diseños. Valgan como ejemplo las que figuran en el Madrid de los Austrias.
Valladolid también fue capital de España, aunque no solo por ello se merece tal realce.

No ha de ser el factor crematístico quien coarte esta iniciativa pues para su logro apenas se precisan pocos estipendios. Y para no cansar a la concurrencia con exposiciones prolongadas, acortamos texto y concretamos.

Siendo el bicentenario (febrero de 1817) del nacimiento de José Zorrilla, inmortalicémoslo y hagámoslo sin cicatería.
Las actuales placas se han de sustituir por otras nuevas y, en algunas, incluso con leyendas breves que rememoren lo que fueron para que, al leerse, toda la vecindad se deleite y pueda llegar a saber lo que otrora las dio vida.

Entendemos que son muchas las plazas, calles, avenidas y plazuelas donde se podría actuar pero nuestra pretensión no va más allá de las que se inscriben en la almendra de la ciudad.

Es más, para empezar y siguiendo con el bicentenario como pretexto, pongamos que la iniciativa en un principio pudiera ceñirse a la Plaza Zorrilla, Paseo Zorrilla (hasta Filipinos), Filipinos, Plaza colón, Muro, Gamazo, Miguel Iscar, San Ildefonso, Doctrinos, Claudio Moyano, Menéndez Pelayo, Duque de la Victoria, María de Molina, Teresa Gil, Regalado, Santiago, Plaza Mayor, Manzana, Jesús, Plaza Santa Ana, Galatea, Enrique IV, Fray Luis de León, Pasaje Gutiérrez, Duque de Lerma, Marqués del Duero, Los Moros, Angustias, Esgueva, Rosarillo, Conde de Ribadeo, Gondomar, Padilla, Empecinado, Cardenal Torquemada, Rondilla de Santa Teresa, Cadenas de San Gregorio, San Martín, Plaza F. Wattenberg, Torrecilla, Felipe II, Plaza San Pablo, Solanilla, San Quirce, San Ignacio, San Agustín, Santo Domingo de Guzmán, Isabel la Católica, Expósitos, Concepción, Encarnación, doctor Cazalla, San Blas, General Almirante, Plaza de los Arces, Jorge Guillén, San Benito, Plaza de la Rinconada, Plaza del Ochavo, fuente Dorada, Pasión

Todas ellas suman unas 65 entre calles y plazas que, con intersecciones, alcanzarían a un total de 400 rótulos.
Consultando y haciendo promedios, la unidad en cerámica la valoramos en 50 euros que, multiplicado por 400 unidades, totalizarían unos 20.000 euros.

Entendemos que esa cantidad, incluso si fuera el doble, bien puede asumirla el Ayuntamiento sin quebranto para sus arcas y más considerando el bien social que proporcionaría a la Ciudad por tiempo indefinido.

Esperamos que la iniciativa que ahora se propone tenga la acogida debida en el Ayuntamiento y los gestores puedan analizarla, evaluarla y si cabe, aplicarla. Valladolid y J. Zorrilla se lo merecen.