Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Participación ciudadana > Construimos desde el dialogo

Resolución presentada en la Asamblea de CAVECAL

Construimos desde el dialogo

Lunes 9 de octubre de 2017 · 18 lecturas · rss article rubrique


Las Asociaciones Vecinales siempre hemos sido entidades formadas por personas comprometidas de corazón con el progreso de los barrios, las ciudades, las naciones y la felicidad y bienestar de sus gentes y nunca hemos tenido más herramienta en nuestras manos que el DIÁLOGO y la negociación, y el intento de conseguir a través de la escucha, el acercamiento de posturas y el acuerdo.

Somos vecinos-as, personas convencidas que las disidencias y desavenencias se resuelven con la cercanía, el dialogo y la convivencia.

Por eso ahora más que nunca reivindicamos el dialogo como único camino posible.
Hacemos desde aquí una llamada al DIÁLOGO en esta compleja situación que se está produciendo. La falta del mismo nos conducirá a un agravamiento de la situación y y todos-as acabaremos lamentando las consecuencias.

La Asamblea de CAVECAL reunida en Salamanca hace un llamamiento a los políticos para que se sienten de manera inmediata a hablar y encuentren una solución lo más justa y adecuada posible.

Eso, al fin y al cabo es en lo que debería consistir la política: el arte de hablar para llegar a entendimientos y acuerdos para el bien común. Debe abrirse una fase de diálogo y negociación política. Y no hay que tener miedo a buscar nuevas fórmulas de convivencia si se ha roto el consenso.

El inmovilismo y la utilización de la fuerza solo enquista los problemas y hace imposible la posibilidad de entenderse.

Instamos a nuestros representantes políticos a que tiendan puentes, sin dejar de hacer cumplir las normas constitucionales y hagan uso de lo que ya en la antigüedad clásica se llamaba EPIKEIA, el espíritu y la interpretación prudente de la ley (según las circunstancias de tiempo, lugar y persona) para entablar un diálogo abierto para entenderse.

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo al agua
Si he perdido la voz en la maleza
me queda la palabra.
Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada
Si he segado las sombras en silencio
me queda la palabra
Si abrí los labios para ser el rostro
puro y terrible de mi patria
Si abrí los ojos para desgarrármelos
Me queda la palabra
NOS QUEDA LA PLABRA