Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > La Federación > Actividades > La Federación de Asociaciones Vecinales mantiene su apoyo al (...)

Comunicado de la Federación

La Federación de Asociaciones Vecinales mantiene su apoyo al soterramiento

Lunes 6 de marzo de 2017 · 533 lecturas · rss article rubrique


En las últimas semanas, y tras la decisión adoptada por la Sociedad Valladolid alta Velocidad de no llevar a cabo el soterramiento del tren en Valladolid, se han sucedido en la ciudad las opiniones a favor del soterramiento. Y también en contra.

Esta Federación observa con cierta perplejidad la situación, después de 20 años de trabajo y lucha vecinal para que esta obra trascendental para la ciudad se lleve a cabo, especialmente intensa durante el pasado año. Y hay demasiadas cosas que no entendemos, y contribuyen a aumentar esa perplejidad:

No entendemos cómo es posible que la Sociedad haya incurrido en un gasto de 400 M de euros de un dinero que no tenía y por tanto debe a los bancos, sin haber soterrado ni un solo metro de los incluidos en el proyecto acordado por los Socios. Exigimos una justificación de ese gasto, queremos saber de forma transparente en qué se ha gastado ese dinero, y con qué criterios. Y creemos imprescindible recordar que uno de esos socios era el Ayuntamiento de Valladolid, gobernado por el Partido Popular cuando se aprobaron esos gastos, y tenía capacidad para influir en la toma de decisiones. ¿Por qué no se negó a hacer unos desembolsos que en nada mejoraban la situación de la ciudad respecto al ferrocarril? ¿Por qué no promovió entonces, como hace ahora, una consulta para que la ciudadanía decidiese si aprobaba o no ese gasto? La transparencia siempre ha brillado por su ausencia en la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, y el Ayuntamiento durante los más de 20 años gobernado por el partido popular no tenía ningún interés en trasladar a vecinos y vecinas lo que se cocía en la misma; nunca ha aportado información, ni a las asociaciones ni tan siquiera a los grupos municipales de la oposición, alegando que se trataba de datos confidenciales. Por tanto consideramos al Partido Popular principal responsable de la situación en la que nos encontramos.

Tampoco entendemos cómo en el corto plazo de diez días se toma la decisión de no soterrar el ferrocarril, despreciando 20 años de lucha ciudadana y una fuerte inversión ya realizada en proyectos, estudios del suelo, etc. No entendemos que lo que hace pocos días era realizable, ahora se considera un sueño, una quimera, algo imposible de llevar a cabo. Es cierto que las condiciones económicas han variado desde que se planteó el proyecto. También es cierto que si todo el proceso se hubiese agilizado, probablemente estaríamos ahora disfrutando del soterramiento. Pero el cambio de las condiciones económicas debería haber supuesto una modificación en la fórmula de financiación, no la renuncia sin más. El soterramiento es una obra pública trascendental para la ciudad; el resto de obras incluidas en la operación (talleres y by-pass de mercancías) tienen un interés que supera lo municipal. Parece lógico pensar que infraestructuras de esta envergadura se deben financiar con dinero del Ministerio de Fomento, y no con las plusvalías de los terrenos liberados. Especialmente cuando el Estado va a “regalar” 5.000 M de euros a las empresas privadas a las que les salió mal el negocio de las autopistas de peaje. Y cuando el mismo Ministerio que no quiere soterrar en Valladolid ha llegado a un acuerdo para soterrar las vías en Bilbao, con la estación enterrada en tres niveles para garantizar el tráfico de los trenes de cercanías.

Hay demasiadas decisiones que no entendemos. Pero lo que sí tenemos muy claro es que el soterramiento es la única opción real para suturar la cicatriz que el ferrocarril causa a la ciudad, que desde hace ya más de un siglo supone una barrera infranqueable para vecinos y vecinas. Por eso exigimos al Ayuntamiento, Junta de Castilla y León, partidos políticos y a las distintas organizaciones civiles que soliciten con toda la fuerza y rotundidad al Ministerio de Fomento la ejecución del soterramiento. Desde esta Federación seguiremos luchando, con el convencimiento de que lo que pedimos no es un lujo, no es un sueño, es una necesidad para toda la ciudad de Valladolid, y especialmente para quienes viven “al otro lado”.