Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > Actividades > Apuntes de una pretendida ponencia que a buen seguro no llegará a (...)

Ponencia presentada en el Foro de Asociaciones Vecinales de Logroño

Apuntes de una pretendida ponencia que a buen seguro no llegará a tal

Martes 20 de diciembre de 2016 · 310 lecturas · rss article rubrique


El texto que a continuación reproducimos fue presentado en el foro organizado por la Federación de Asociaciones Vecinales de la Rioja. En este foro se pusieron en común proyectos y expereiencias de diferentes Confederaciones y Federaciones a nivel estatal.

Castilla y león estuvo representado por CAVECAL y en concreto por las Federaciones de salamanca, Soria y Valladolid. La Intervención corrió a cargo de Antonio Presa, Secretario de la Confedernción de Asociaciones Vecinales de Castilla y León (CAVECAL) y Secretario de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid.

APUNTES DE UNA PRETENDIDA PONENCIA QUE A BUEN SEGURO NO LLEARÁ A TAL.

De Antonio Presa, secretario de la Federación Vecinal de Valladolid.

Junto a otros compañeros del movimiento vecinal de diferentes regiones y provincias, he sido invitado a participar en unas jornadas programadas por la Federación de Vecinos de Logroño con el objetivo de exponer y reflexionar sobre algunos proyectos y experiencias vividas por los ponentes invitados.

En mi caso pretendía hablar del proyecto social "entrevecinos", pero decliné al saber que Zaragoza tenía esa intención y no era cosa de duplicar. Ante ello opté por disertar sobre algo que cada vez está de mayor actualidad y que bien pudiera ser del interés de los asistentes. Y lo conformé bajo esta denominación:

"LA PARTICIPACIÓN, VITUAL O REAL"

Si como preámbulo recordamos que cualquier asociación vecinal, no importa de qué territorio, vista desde la óptica de los que detectan el poder en las instituciones, siempre hemos sido, dicho en términos vulgares "moscas cojoneras", no es de extrañar que ello siempre haya sido motivo y excusa para apartarnos y privarnos de toda información y participación que se precie.

Mucho han de cambiar las cosas para que su "tozudez" les permita ver a las AAVV. como grupos de personas organizadas que detectan, reflexionan sobre sus problemas y proponen iniciativas a las instituciones para que éstas las resuelvan.

El movimiento vecinal nunca fue contra nadie, salvo que se nos denegara la información, la participación y el diálogo. En ese caso nuestro compromiso social para con los vecinos nos obligó a denunciarlo públicamente, incluso ante los tribunales. Y todo en aras de luchar contra el oscurantismo y la nefasta corrupción.

Es evidente que quienes dinamizamos las asociaciones vecinales así lo hemos detectado, vivido y sufrido y, los que peinamos canas, contamos con experiencia suficiente para avalarlo.

También reconocemos que cuando la predisposición al diálogo se ha hecho realidad, todos hemos ganado: las administraciones, las AAVV y sobremanera los vecinos afectados. Pero lo lamentable es que en la balanza siempre ha primado más el distanciamiento y el silencio.

No llegamos a entender como siendo la mismísima Constitución y otras cartas de menor rango quienes se pronuncian en pro de "favorecer el desarrollo de la participación de la ciudadanía en la cosa pública…", tengan tanta reticencia para hacerlo realidad.

Y es ahora cuando poco a poco, de manera muy sutil, se nos está "colando" un modo de participación donde, por obra y gracia de las nuevas tecnologías, nuestros "gestores" pueden dormir tranquilos al no tener que "vernos las caras". Y para ello nos ofrecen una participación que venimos en llamar "virtual" y lo hacen a través de teléfonos como el 010, páginas web, o creando "consejos" que solo se reúnen una vez al año (porque se lo exige el guión) y solo para pasarnos una idílica información donde nos deleitan con balances y declaraciones de buenas intenciones. Sabemos que no siempre es así; pero solo en muy pocas ocasiones; que conste.

Y, de este modo salvan su grave problema. Incluso se lo llegan a creer y pavonean de que en su jurisdicción nadie puede dudar que exista la "participación".

Nosotros decimos que ya basta de sucedáneos. Queremos participar en la cosa pública porque es un derecho reconocido. Y queremos participar en:

  • Los previos: lanzando iniciativas, proponiendo sugerencias, …
  • El proceso: cumplimiento del proyecto, plazos, modificaciones,…
  • La evaluación: seguimiento al proceso y garantizando el mantenimiento y mejoras periódicas ante las posibles deficiencias o carencias.

Para concluir solo decir que las nuevas tecnologías han de ser herramientas que ayuden a favorecer la participación y nunca parapetos donde se escuden nuestros "gestores" para evitar dar la cara.

A estas alturas nadie puede dudar de nuestro "saber hacer" y todo de un modo altruista y desinteresado.

Cuánto y cuántos deberían aprender de los muchos que "viven de la democracia" y poco hicieron porque ésta viera la luz.

Sé que lo referido no son más que conjeturas pero, aun siendo así, entiendo que bien pudieran servir de lección a más de uno.

A buen entendedor, sobran las palabras.

NOTA.- Para evitar cansar a la concurrencia, no he querido aderezar estas afirmaciones con ejemplos, habida cuenta que todos sabemos de qué hablamos.

Larga vida a la Federación de Vecinos de Logroño por invitarme a participar en estas Jornadas de trabajo y reflexión y, a la vez, espero que estos apuntes, que no ponencia, estén a la altura de lo deseable.

Un fuerte abrazo.