Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > Bando alternativo: "Ante el propósito del alcalde León de la Riva de leerse a (...)

¡El Ojo Crítico!

Bando alternativo: "Ante el propósito del alcalde León de la Riva de leerse a sí mismo el Manifiesto del Día Internacional contra la Violencia de Género"

"Nos cuesta creer que su osadía no tenga límites. Haga esfuerzos de contención y reflexione."

Martes 25 de noviembre de 2014 · 178 lecturas · rss article rubrique


El Ojo Crítico, sección de sátira sociopolítica de la web de la Federación, aún no ha logrado recuperarse del último anuncio del primer edil de nuestra ciudad.

EL OJO CRÍTICO VE:

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, invalidado portavoz en cuestiones de género por sus numerosas declaraciones de tono machista, misógino y de calculada ambigüedad en relación con la violencia machista, pretende leer este año el comunicado del Día Internacional contra Violencia de Género.

EL OJO CRÍTICO DICE:

Este es nuestro bando, Sr. Alcalde.

La Federacion Vecinal, lejos de bandear, no pierde el norte cuando emite el siguiente bando:

No es de recibo, y chirria desde los confines de lo irrisorio, que el alcalde, nada más y nada menos, en el Día Internacional contra la Violencia de Género, se erija por decisión propia en protagonista para dar lectura a un Bando el día 25 de noviembre con motivo de la celebración del Día internacional contra la Violencia de Género.

Llama la atención que no sea un aguacil con trompetilla quien, en buena lógica, lo haga. Quizás su plaza ya haya sido aniquilada por la crisis y quizás esa sea la razón por la que el mismísimo alcalde en persona se haya visto obligado a sustituirle con un contrato relevo.

Ante esa sorpresiva noticia, la Federación de Asociaciones Vecinales no puede por menos que sugerir al edil mayor que incluya en ese impróvido bando, unas líneas que pensamos estarán en consonancia y armonía con sus criterios en la cuestión de género, de ese género que tanto ha sido degenerado por boca de su excelencia en las últimas fechas y que tan negativamente han repercutido en la imagen de nuestra ciudad.

No pretendemos que llegue al éxtasis, solo queremos ayudarle a evitar el mayor de los ridículos si al final decide disertarnos.

Dicho lo dicho, y nunca mejor dicho para estar en consonancia con sus "dichos", aunque hayan sido dichos en un lujoso hotel de Madrid llamado Ritz, deleitándose con verborreas como "Tenemos que poner el acento en la Participación Ciudadana para construir entre todos la ciudad que queremos". Es tal el rubor que roza lo esperpéntico, por ello esta Federación Vecinal que tantos quebraderos de cabeza le ha proporcionado, le recomienda añada en los dichos de su bando las siguientes ocurrencias, sin obviar que los bandos siempre fueron de obligado cumplimiento.

Se hace saber que será de obligado cumplimiento:

  • “Que todas las comunidades de propietarios tendrán que instalar dos ascensores para que en uno suban los hombres y en otro las mujeres; desde luego en el Ayuntamiento esta medida será de aplicación inmediata"
  • “Circular los hombres por la acera de la derecha y las mujeres por la de la izquierda pero nunca entremezclados".
  • "Se prohíbe a los hombres caminar por las calles de la ciudad cuando se ponga el sol y caiga la noche, por si hay mujeres en ellas que pudieran provocarles".
  • “Se prohibirá la paridad en cualquier entidad de la ciudad. La paridad es una parida”
  • “Las mujeres en la ciudad no podrán llevar uniforme ni vestimenta alguna ceñida que pueda estimular los apetitos carnales en los hombres"
  • “Se prohíbe, para tranquilidad del alcalde y su ética particular, que ningún hombre use una prenda femenina, tipo tacones”

Porque todo esto es una broma, ¿no, señor alcalde?

Nos cuesta creer que su osadía no tenga límites. Haga esfuerzos de contención y reflexione.

Desde esta Federación Vecinal, en la que todos sus componentes estamos en el siglo XXI, instamos a las personas que asesoran al regidor para que le hagan ver que fuera de su torre ha pasado el tiempo y estamos ya en otro siglo, y que además, la ciudad de Valladolid, sus vecinos y vecinas no nos merecemos estar otra vez en los medios Nacionales e Internacionales y ser mofa de programas televisivos por sus desaciertos.

¡Basta ya de avergonzarnos, basta ya!