Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > La Asociación Rondilla pide los ceses del secretario de estado de la (...)

Comunicado de la Asociación Vecinal Rondilla

La Asociación Rondilla pide los ceses del secretario de estado de la Seguridad Social y de la Directora Provincial del INSS

Denuncia la desastrosa política de gasto incontrolado y de gestión de sedes de la Seguridad Social en Valladolid

Lunes 3 de noviembre de 2014 · 101 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN VECINAL RONDILLA

3 de noviembre de 2014

El proyecto de Presupuestos para 2015 de la Tesorería General de la Seguridad Social arroja un gasto en inversiones en la ciudad de Valladolid de más de 42,5 millones de euros

Por encima de 33,5 millones de euros lleva gastados en estos años la Seguridad Social en abrir y cerrar sedes de la entidad en la ciudad de Valladolid, en una alocada gestión patrimonial, que aún habrá de soportar el gasto complementario de 2,85 millones adicionales en 2015 para la puesta en marcha de la sede central de la calle Boston, en la carretera de Madrid, aún no inaugurada, y 6 millones para una oficina en la Rondilla, en el edificio del antiguo colegio San Juan de la Cruz, que ha ya consumido este año otros 751.830 euros adicionales, no sé sabe bien en qué.

La Asociación Vecinal Rondilla pedirá que se hagan públicas las cuentas detalladas de los desproporcionados costes económicos de todas esas partidas presupuestarias, a qué inversiones concretas corresponden, que en su conjunto suman ya 42.526.830 euros en Valladolid, según se anota en la relación provincializada de inversiones de los Presupuestos Generales del Estado para 2015, en su apartado de cuentas de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social.

Es injustificable que la Tesorería General de la Seguridad Social, en quiebra técnica, que gasta más que ingresa, con un muy oscuro horizonte para el sostenimiento del Sistema Nacional de Pensiones y los programas de subsidios a personas en paro, despilfarre dineros públicos con otra nueva sede administrativa innecesaria, ahora en Rondilla, que ha de construir y mantener, cuando por otra parte dispone de un extenso patrimonio inmobiliario, abandonado o en expectativa de abandono (Gamazo, Muro, Murcia, doctor Cazalla, Galatea, entre otras, que se unen a las anteriores en paseo de Zorrilla y José María Jalón, operación que superó los 14 millones de euros), se ha inaugurado una sede administrativa recientemente en la calle Sajambre 21, en el barrio de Villas Norte, y en breve se inaugurará las instalaciones de la sede central del Instituto en la calle Boston, en la Ciudad de la Comunicación, en la carretera de Madrid, sin contar con el abandonado antiguo hospital Río-Hortega, en la calle Cardenal Torquemada.

Esta operación de traslado de sedes oficiales y funcionarios fuera del centro al extrarradio de la Ciudad, se une a otras descabelladas y costosas operaciones similares (delegación de Hacienda a la carretera de Salamanca, los juzgados a Villa de Prado, etc.), producto de la calamitosa política de desertización progresiva del casco urbano consolidado, con la grave repercusión económica para el comercio, la necesaria dotación de nuevas líneas de autobuses para conectar esas nuevas sedes con el conjunto de la Ciudad y la pérdida de vitalidad del centro histórico de Valladolid.

La Asociación Vecinal mantiene intacta su voluntad de recuperar el edificio y la parcela del antiguo colegio San Juan de la Cruz como equipamiento social para atender demandas reales del vecindario de la Rondilla, para el que la Asociación Vecinal vino proponiendo desde hace años su adecuación como Centro sociocomunitario y, en este año, ante la disponibilidad de una partida en el Presupuesto del Ayuntamiento de 1.524.000 euros para crear un Espacio Joven en la Zona Norte, su destino a tal fin.

La pésima gestión de sedes, con su desigual y desequilibrada distribución territorial y asfixiantes altos costes económicos en inversión nueva y de mantenimiento, que no cubren necesidades reales de la ciudadanía, responden a un modo de administrar insostenible en tiempos de bonanza, pero intolerables en períodos de crisis.

La gestión sostenible de los recursos públicos exige nuevos gestores, comprometidos con procurar el máximo bienestar a la ciudadanía, con el desplazamiento de despilfarradores inconsecuentes como el actual secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos Gallego, y la directora provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, Paula Roch Heredia, cuyos inmediatos ceses reclama la Asociación Vecinal Rondilla, sin espera a que los resultados electorales de 2015 reubique a ambos en el papel que mejor les cuadra: el de oscuros funcionarios sin responsabilidades directas en la gestión pública.

¿Quieres ponerte en contacto con la asociación vecinal de la zona?

Asociación Vecinal Rondilla