Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > Intervención de la Federación en el Pleno de aprobación de las ordenanzas (...)

Comunicado de la Federación

Intervención de la Federación en el Pleno de aprobación de las ordenanzas fiscales para 2014 denunciando la retasa de basuras y un injusto IBI

Intervino Antonio Presa Antolínez, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid

Miércoles 11 de diciembre de 2013 · 125 lecturas · rss article rubrique


Video:

Intervención de la Federación en el Pleno de aprobación de las ordenanzas fiscales para 2014 denunciando la retasa de basuras y un injusto IBI
Interviene Antonio Presa Antolinez, vicepresidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid

Fuente: http://www.plenosonline.com/valladolid/sesi%C3%B3n-de-pleno-de-5-de-diciembre-de-2013


INTERVENCIÓN EN EL PLENO MUNICIPAL
DE 5 DE DICIEMBRE DE 2013

Aprobar propuesta de resolución de las reclamaciones presentadas contra los acuerdos de aprobación provisional del proyecto de modificación de Ordenanzas Fiscales, así como aprobación definitiva de los acuerdos adoptados para la modificación de las Ordenanzas Fiscales para el ejercicio 2014

Buenos días

Las asociaciones vecinales estamos aquí de nuevo porque creemos que el equipo de gobierno vuelve a equivocarse.

La mayoría de votos no implica carta blanca para hacer lo que se le antoje a quien gobierna. La mayoría de votos no implica estar en posesión de la verdad. La mayoría de votos no implica ser protagonista único en las acciones de la ciudad. Implica liderazgo, coordinación, debate, participación y una dosis de ilusión. De otro modo a la ciudad le seguirá yendo mal, muy mal.

Es el equipo de gobierno municipal quien tiene potestad para decidir; es cierto. Pero ello no ha de ser óbice para que año tras año, los ingresos por tributos procedentes de la propia ciudadanía, sean fijados unilateralmente por el equipo de gobierno sin consensuar con nadie. Ni con la ciudadanía organizada, ni con los grupos de oposición, ni con las entidades que conforman el Consejo Social de la ciudad. En efecto, resulta que se hace el paripé de que la sociedad participa a través de ese Consejo informando sobre los criterios de los presupuestos, cuando un apartado fundamental, los ingresos, viene impuesto por el equipo de gobierno sin posibilidad de alteración. Ni siquiera han tenido la deferencia de dar explicaciones a las entidades que hemos hecho alegaciones a las ordenanzas fiscales. Así no se hace democracia, Sr. alcalde. A la ciudadanía hay que darla participación real, no virtual.
Así, pues, ante tanto silencio, indiferencia y oscurantismo, usando de nuestros derechos, nos vemos abocados a intervenir en este Pleno para dejar constancia de nuestra posición, siempre en positivo y en pro de la ciudad.

En referencia a quienes han de soportar la carga tributaria y en qué media, manifestamos lo siguiente:

En la presente situación el Ayuntamiento de Valladolid tiene una grave deuda y, además, cargas económicas, financieras y judiciales derivadas de la mala gestión de los asuntos públicos. En vez de mantener o elevar la presión fiscal sobre las rentas más débiles de las clases media, obrera y pasiva, deben revisarse las exenciones y bonificaciones en el IBI a las confesiones religiosas (más allá de las destinadas al culto), aumentar el tipo de gravamen sobre aquellos bienes inmuebles que por valor catastral, ubicación y/o explotación puedan estimarse de lujo; investigar esas fincas que el ayuntamiento no tiene localizadas, y, por lo tanto a las que no cobra IBI; y aumentar el tipo de gravamen sobre los bienes inmuebles vacíos, muchos de ellos en manos de las entidades bancarias (acumulados por ruinosas iniciativas especulativas).

Respecto de la tasa de recogida de residuos, mantenemos que se nos cobra dos veces (si se quiere, por dos vías) por el mismo servicio. En1984, según costa en un acta municipal, este pleno acordó incluir en la Contribución Urbana, hoy IBI, la tasa de basuras y hasta el año 2012, el servicio se ha prestado a la ciudadanía y se ha pagado por la ciudadanía a través de sus aportaciones tributarias. En el año 2013 se duplica ese pago, pues se reinventa la denominada popularmente tasa de basuras, y sin la consiguiente reducción de su cuantía en el IBI. Subida de impuestos en toda regla.

Además, el procedimiento ha sido calamitoso: existe una regulación legal de las notificaciones administrativas que también obliga al Ayuntamiento de Valladolid y que éste no ha respetado a sabiendas. Tan calamitoso ha sido y es el procedimiento que al día de hoy aún no han salido en el boletín las personas que no han sido notificadas conforme a ley (si es que el ayuntamiento realmente conoce eso, que lo dudamos). Prepárense ese día, porque se montará un lío en la ciudad, probablemente con fiscalía de por medio; ya lo anunciamos.

Además se trata de una tasa injusta y no progresiva, ya que si se cobra por generación de residuos, no se entiende que quieran cobrar al dueño de una casa vacía, puesto que no genera residuo alguno. Al igual que cuando se pretende cobrar lo mismo en una vivienda donde solo vive una persona respecto a otra que vivan seis. Y menos, la desmesurada proporción entre lo que paga una vivienda y un local. Ustedes tienen el padrón y pueden hacerlo. Aunque lo mejor es que deshagan este entuerto anulando la tasa.

En definitiva, solicitamos que sean justos con el vecindario; que no le carguen con más impuestos en tiempos de extrema dificultad (desde 2008, la ciudanía vallisoletana paga un 15% más en tributos), y que si lo hacen sea de modo legal y racional. Reitero, les pedimos sensatez: retiren esa tasa.

Ya. Ya sabemos que predicamos en el desierto. Aun y así solo pedimos que respeten nuestras propuestas. Respeten a quienes deben el máximo respeto: a la ciudadanía, les hayamos votado o no.

Dejen a un lado los prejuicios y dejen de gastar dineros públicos en asuntos de mucha pompa pero innecesarios como herraduras, ascensores y cúpulas. Admitan que de esto sólo salimos si conjuntamos esfuerzos. Y no verlo así, es ceguera absoluta.

Muchas gracias.