Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > El TSJ anula los artículos más polémicos de la ordenanza ‘antivandalismo’ por (...)

Sentencia del TSJ contra la ordenanza antisocial

El TSJ anula los artículos más polémicos de la ordenanza ‘antivandalismo’ por considerarlos inconstitucionales y radicalmente nulos

El TSJ anula la prohibición de la mendicidad, pasear en bañador y poner carteles y pancartas

Jueves 17 de octubre de 2013 · 293 lecturas · rss article rubrique


El alcalde acata la sentencia sobre la ordenanza pero pedirá «aclaraciones»

León de la Riva aseguró que estudiará la sentencia y valorará si se recurre o no, además de pedir aclaraciones para ver cómo se aplica.

El alcalde de Valladolid aseguró ayer que los servicios jurídicos estudiaran la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León que suspende los artículos más polémicos de la ordenanza ‘antivandalismo’. «Por supuesto la acataremos o en su caso la recurriremos, pero soy poco amigo de recurrir las sentencias. En todo caso pediremos aclaraciones en algún aspecto», aseguró ayer Francisco Javier León de la Riva.

El regidor fue inicialmente cauto en su valoración porque aseguró que no tenía la sentencia en su poder, aunque fuentes del TSJ confirmaron a este periódico que fue notificada el miércoles. «Una vez más nos enteramos por los periódicos. Esto no habla muy bien del TSJ. Alguien filtra o alguien tiene unas conexiones que no tiene el equipo de Gobierno», denunció con cierto enfado.

Un malestar que también hizo visible al comentar la advertencia del tribunal sobre que la ordenanza podía producir «controvertidas y jocosas aplicaciones» por su «deficiente redacción». «Hablan de cierta jocosidad, que es la misma que me producen a mi ciertas sentencias cuando las leo», sentenció. Aunque fue un paso más allá al asegurar que cuando un tema entra en un juzgado no se atreve a predecir lo que va a salir. «No esperaba la sentencia del Faisán. Que digan que no se colabora con banda armada, pero que se hace una maniobra para que los etarras se puedan escapar y no les echen mano. Es una sentencia sorprendente y espero que la recurran».

Mendicidad

La sentencia del TSJ a la que tuvo acceso el miércoles El Día de Valladolid anulaba la prohibición genérica de mendigar por vulnerar el derecho a la libertad de las personas, pero mantiene que es legítimo sancionar cuando hay situaciones de coacción. En este punto, el alcalde matizó que esta medida no se toma en Valladolid para «el mendigo tradicional, el que está a la puerta de una iglesia, sino para los que acosan a la gente en la calle, y que muchos de ellos están integrados en mafias que reparten los puestos».

Desde la entrada en vigor de la ordenanza, a mediado del año pasado, el Ayuntamiento ha impuesto 98 sanciones por esta infracción, mientras que se suman seis por no cumplir la limitación de vestir bañador fuera de las zonas de baño. Este prohibición también ha sido anulada por la sentencia, algo aceptado de buen grado por el regidor, que matizó que «viene a poner un poco de orden».

Aunque sin embargo, anunció que pedirá explicaciones al tribunal para ver cómo se interpreta la sentencia en el caso de la anulación que prohibe la colocación de carteles o cualquier forma de publicidad en la vía pública o en los edificios. Una infracción por la que se han impuesto 110 multas.
En este sentido, el Grupo Municipal de IU, uno de los denunciantes, anunció ayer que pedirá que las posibles sanciones económicas se devuelvan de oficio.

Finalmente, León de la Riva recordó que en estos momentos en Madrid se está redactando una ordenanza municipal que será mucho más restrictiva que la de Valladolid. «Cuando sacamos la primera nos llamaron fachas, pero después la sacó el Ayuntamiento de Barcelona y se acabaron las críticas en este sentido».

Fuente: Texto: M. Rodríguez, El Día de Valladolid, 18-10-2013.


Último Cero

El TSJ deja al alcalde en bañador al anular varios artículos de la Ordenanza Antivandalismo. El Tribunal considera la nulidad radical por criminalizar la pobreza o prohibir cierta ropa (Útimo Cero, 17-10-2013)


Cadena Ser


El Día de Valladolid

El TSJ anula la prohibición de la mendicidad y de pasear en bañador

El tribunal anula parcialmente la «polémica» ordenanza antivandalismo

Anulados los artículos más polémicos de la ordenanza ‘antivandalismo’ del Ayuntamiento de Valladolid. La [sentencia de la] Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) deja sin efecto parcialmente la Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales por considerar inconstitucional y radicalmente nulos determinados preceptos de la misma.

En concreto, la sentencia del tribunal fechada el ocho de octubre y a la que ha tenido acceso El Día de Valladolid, anula la prohibición genérica de mendigar por vulnerar el derecho a la libertad de las personas, pero mantiene que es legítimo sancionar «situaciones de coacción, conflicto moral, violencia psíquica o mera incomodidad que el ejercicio de la mendicidad acarrrea al ciudadano», según se recoge literalmente en el fallo. En este punto se advierte de que «el problema» es como está redactado el artículo, «pues habla de cualquier forma de mendicidad».

Este era uno de los aspectos que más debate político y social había generado de la última modificación de esta ordenanza, que fue aprobada en un Pleno en marzo de 2012. Y fue uno de los principales argumentos que llevaron a la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades y el Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid a presentar un recurso en los tribunales por considerar que la normativa municipal atentaba contra los derechos de la ciudadanía.

Estos colectivos calificaban de «antisocial» esta ordenanza y expresaron, previamente a la denuncia, mediante alegaciones y una intervención en el Pleno [1] [2] su radical oposición a los artículos que a su juicio introducen restricciones, con multas de hasta 1.500 euros a la mendicidad en la vía pública.

Y es que desde la aprobación de la modificación se contemplaba como infracción grave pedir dinero de «cualquier forma» en las vías y espacios públicos y, en este sentido, los agentes informarían a quienes ejercían la mendicidad en la calle las dependencias y centros asistenciales a los que acudir. El nuevo texto incidía en que los policía advertirían a los infractores y, en caso de resistencia, podrían ser desalojados del lugar y que responderían al «principio de proporcionalidad». Así, se requerirían las identificaciones a las personas que ejerzan la mendicidad y de no contar con ella podrían ser llevados a dependencias policiales.

Vestuario

La sentencia de la Sección Tercera de la Sala de Contencioso-Administrativo también invalida la limitación de vestir bañador fuera de las zonas de baño por ser «manifiestamente equívoca». De nuevo, los magistrados son contrarios a la prohibición establecida de «permanecer en las vías públicas o en espacios de uso público en desnudez o semidesnudez o portando bañador u otra pieza de ropa similar», como figura en la ordenanza. En este punto, la sentencia advierte que el problema se plantea porque «en su habitual deficiente redacción», habla de «espacios públicos mencionados», una expresión «equívoca» y «sin mayores concreciones».

El mismo planteamiento se aplica a la expresión «o en cualquier otra pieza de ropa similar», que se califica de «laxa». En el fallo se advierte que el actual diseño de la ropa de baño «arroja unas posibilidades ciertamente ilimitadas de configuración, que sin duda van a producir controvertidas y jocosas aplicaciones de esta ordenanza». Así, se razona que «no es lo mismo portar un bikini, que un monopieza, que un tanga masculino o femenino o que un bañador masculino que llegue a los tobillos». Por tanto, se concluye que extender la prohibición de transitar por cualquier espacio o vía pública en ropa de baño o similar resulta «ininteligible». Tanto que los magistrados se preguntan si en esta categoría están los trajes de neopreno, de biatlón o los pareos.

También se anula la expresión «salvo que cuente con autorización expresa del Ayuntamiento» que se introdujo en la ordenanza para permitir convocatorias como la marcha ciclonudista. Una capacidad que el tribunal advierte que no tiene el Ayuntamiento.

Carteles

La sentencia del TSJ también anula la prohibición de colocación de carteles, vallas, rótulos, pancartas, adhesivos, papeles pegados o cualquier forma de propaganda o publicidad en la vía pública o en los edificios, considerando es contraria a la libertad de expresión. Explican los magistrados que esto implicaría la imposibilidad de colocar banderas españolas cuando gane un torneo un equipo nacional o exponer signos de adhesión, como lazos, a un determinado movimiento o colectivo.

Finalmente, la sentencia anula la prohibición de cazar, matar o maltratar pájaros u otros animales en jardines y parques porque las competencias en materia de caza son autonómicas.

Fuente: Texto: M. Rodríguez, El Día de Valladolid, 17-10-2013


El Norte de Castilla

El TSJ anula parcialmente la ordenanza antivandalismo

León de la Riva asegura que no se toman medidas contra los mendigos tradicionales, sino contra bandas que coaccionan

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha anulado de forma parcial la ordenanza ’antivandalismo’ del Ayuntamiento de Valladolid que prohibe la mendicidad y pasear en bañador. De esta forma, la sentencia considera «inconstitucional y radicalmente nulos» determinados preceptos de la Ordenanza Municipal de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de Actuaciones Antisociales.

El documento, anula la prohibición genérica de mendigar por vulnerar el derecho a la libertad de las personas, pero mantiene que es legítimo sancionar «situaciones de coacción, conflicto moral, violencia psíquica o mera incomodidad que el ejercicio de la mendicidad acarrea al ciudadano», según se recoge literalmente en el fallo. Este punto advierte de que el problema es como está redactado el artículo, «pues habla de cualquier forma de mendicidad».

Al respecto, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado hoy que el Ayuntamiento no está tomando medidas contra los que ha calificado como «mendigos tradicionales» que piden a la puerta de la iglesia, «sino a esos que acosan a la gente en las terrazas y calles y están integrados en mafias que ademas se reparten en los puestos. Parece que la sentencia distingue entre una cosa y otra, no se permite prohibir en general, pero si a los que lo hacen con intimidación y presión a los ciudadanos».

De la Riva no entró a valorar la parte que hace referencia a la vestimenta (se deja sin efecto la prohibición de vestir ropa de baño fuera de las zonas delimitadas), lamentó enterarse de las sentencias por los medios de comunicación, algo que, en su opinión, «no habla muy bien del TSJ y de su sistema de comunicación», y manifestó su preocupación por otra de las cuestiones que alude la sentencia sobre que el Ayuntamiento no puede prohibir la colocación de carteles y «salvo en las zonas permitidas yo creo que los carteles están prohibidos, y habrá que ver exactamente cómo se interpreta esa sentencia», añadió.

«El Ayuntamiento estudiará la sentencia, la acataremos y en su caso la recurriremos, aunque yo soy poco partidario de recurrir las sentencias y quizá haya que pedir una aclaración en algún aspecto», dijo el regidor, quien subrayó que cuando uno entra en un juzgado, «no me atrevo nunca a predecir lo que va a salir». Así se refirió a la sorpresa que le ha provocado la sentencia del ’caso Faisán’: «Que digan que no se colabora con banda armada pero que se hace una maniobra para que los etarras se puedan escapar de que les echen mano. Es una sentencia para mí absolutamente sorprendente pero que espero que tanto la Fiscalía como las acusaciones la recurran», concluyó.

Fuente: Texto, Fotografía: Miguel Ángel Santos, El Norte de Castilla, 17-10-2013.


Más información:

Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades


Ver en línea : TEXTO COMPLETO: Sentencia del TSJ anulando parcialmente la «ordenanza antisocial» por contener preceptos inconstitucionales y nulos de pleno derecho


[1Comunicado de la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Libertades, 05-03-2012: Defenderán en el Pleno que no se recorten las libertades en Valladolid

[2Vídeo completo del debate, fotografías y reseñas de prensa del Pleno de 06-03-2013: El PP aprueba la «ordenanza antisocial» que recorta las libertades en Valladolid