Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > IU pregunta al Alcalde por qué no se entrega ya el nuevo Plan General de (...)

Revisión del PGOU

IU pregunta al Alcalde por qué no se entrega ya el nuevo Plan General de Ordenación Urbana que debería haberse realizado antes del 1 de julio

Un trabajo de esta envergadura no puede tratarse como si se realizase por un grupo de amigos; y menos aún si se refiere al urbanismo, uno de los campos más susceptibles de corrupción

Viernes 16 de agosto de 2013 · 50 lecturas · rss article rubrique


COMUNICADO DEL GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

16 de agosto de 2013

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha preguntado hoy públicamente, en rueda de prensa, por qué razones no se ha entregado ya el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid (PGOU), después de haberse vencido largamente el plazo establecido para hacerlo. Concretamente, y en el mejor de los supuestos, debería haber sido entregado el documento para la aprobación inicial como máximo el pasado 1 de julio del presente año.

En relación con esta cuestión, IU cree necesario recordar algunos hechos:

1º. La redacción del nuevo PGOU se adjudicó el pasado 14 de diciembre de 2011 por 960.000 euros a una empresa externa (Prointec S.A.), rechazándose la posibilidad de que se realizase desde los servicios técnicos urbanísticos del propio Ayuntamiento, como reclamaba IU. Uno de los principales argumentos que se ofreció fue el del mejor plazo. Algo que, a la vista está, se ha despreciado.

El Alcalde justificó entonces la contratación externa para la redacción del nuevo Plan conforme a las dos siguientes premisas:

1ª) “El actual colapso del trabajo ordinario de los funcionarios municipales, donde el proyecto del soterramiento ya ocupa a numerosos trabajadores. No podemos abandonar el día a día”.

2ª) “La oferta presentada prevé desarrollar la redacción de la revisión en un plazo menor del previsto, reduciendo a 14 los meses contemplados” (ver página web del Grupo Municipal Popular: www.partidopopularava.com). Ahora parece demostrarse que se trataba únicamente de simples artificios argumentales.

2º. Una de las mejoras que ofreció el equipo adjudicatario del contrato (el de Prointec, citado), fue precisamente la de realizarlo en menor plazo. Concretamente se comprometió a entregar el documento para la aprobación inicial a los cinco meses de la realización de la exposición del Avance, frente a los 6 que figuraban en las bases del concurso. Como consecuencia de la adjudicación otros equipos quedaron fuera, y deben respetarse las condiciones establecidas. La diferencia final fue de 3,03 puntos a favor de Prointec respecto al siguiente (89,98 puntos para Prointec, 86,95 para Carmen Andrés, Llanos, Terysos y Auia; 86,00 para Idom y Ezquiaga, etc.). Y por el mejor plazo se les dio 15 puntos. De saber que ese “mejor plazo” no iba a aplicarse en el caso de Prointec, la adjudicación podría haber sido otra (con lo que, además, la ciudad podría haberse ahorrado entre 71.186,44 y 93.559,32 euros; ya que se adjudicó a la segunda oferta más cara).

3º. En el punto 10 del Pliego de Prescripciones Técnicas Particulares se establece el plazo de la “3ª Fase: Aprobación inicial” de la siguiente forma: “Tendrá una duración de seis (6) meses, desde el día siguiente a la entrega por el Ayuntamiento de dichas sugerencias o alternativas presentadas en la información pública del Avance”. El pasado mes de junio se revisó el expediente por el Grupo Municipal de IU, y se constató que, habiendo concluido la exposición del Avance el 27 de octubre de 2012, el 19 de noviembre ya contaba el equipo redactor con todos los escritos presentados. Por tanto, de acuerdo literalmente con el Pliego, el 19 de abril de 2012 debería, como muy tarde, haberse presentado el documento para la aprobación inicial.

La concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, ha invocado en el Consejo de Gerencia (hizo leer este párrafo en varias ocasiones a un técnico), el siguiente párrafo del mismo Pliego: “Los plazos se entienden como los establecidos para el cumplimiento por parte del adjudicatario. No se computa el tiempo empleado por la Administración para informar, establecer los criterios o acuerdos municipales y/o tramitar cada uno de los documentos señalados, debiendo éstos desarrollarse de la forma más ágil posible”. Como mínimo habría que reprochar la mala redacción del Pliego, pues en un párrafo dice claramente que el plazo se cuenta “desde el día siguiente a la entrega por el Ayuntamiento de dichas sugerencias o alternativas” y en otro que “no se computa el tiempo empleado por la Administración para informar, establecer los criterios o acuerdos municipales”. ¿En qué quedamos: desde el día siguiente o desde que se establezcan los criterios?

Pero, incluso con la lectura más benevolente, se incumplen los plazos. Pues el 1 de febrero de 2013 se concluyó el informe municipal con los criterios sobre cada uno de los escritos presentados al Avance. Y por lo tanto, en el peor de los escenarios posibles, los cinco meses se cumplieron el pasado 1 de julio, fecha máxima en la que, en cualquier caso, deberían haberse entregado los trabajos. Pues no hay (o no había hasta esa fecha) en el expediente ningún otro escrito que avalase oficialmente la ampliación del plazo.

4º. IU ha reclamado en varias ocasiones, tanto por carta como en instancias oficiales, en el Consejo de Gerencia o incluso en el Pleno Municipal, explicaciones por estos retrasos. La concejala, Cristina Vidal, se ha escudado en la existencia de diversos hechos que habrían justificado la necesidad de ampliar dicho plazo, como las numerosas sentencias de los tribunales contrarias a la política urbanística municipal. Pero nunca esa necesidad de ampliación, de haber sido cierta, se ha plasmado en ningún documento oficial, sino tan sólo en conversaciones internas e informales con el propio equipo redactor, si hubiera existido (lo que oficialmente no consta).

5º. En diversas ocasiones IU ha pedido a la citada concejala que señalase la fecha concreta en que, según sus propios datos, debería entregarse el documento, a lo que la concejala se ha opuesto siempre radicalmente.

A la vista de los hechos anteriores, el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha decidido realizar dos actuaciones para respetar los plazos establecidos. La primera, pedir por escrito un informe a la Secretaría General del Ayuntamiento sobre los siguientes hechos:

1º.- Si es o no obligatorio que el equipo de gobierno informe de la fecha exacta en que los documentos deben entregarse.

2º.- Si basta la supuesta existencia de comunicaciones internas entre la concejalía y el equipo redactor para que se alarguen indefinidamente los plazos de entrega. O si por el contrario debería constar en documentos oficiales en el expediente.

3º.- Si, a la vista de los hechos, el equipo redactor ha incumplido el contrato.

4º.- Si, a la vista de los hechos, la concejalía ha incumplido igualmente sus obligaciones, tanto al no responder a las preguntas sobre los plazos de entrega formuladas por el Grupo Municipal de IU, como por no exigir la entrega en fecha de los trabajos.

Y le pide al alcalde que se implique en el caso. Se trata de un contrato enormemente caro, que él mismo defendió públicamente, y sobre el que ha de ejercerse un control municipal estricto. Es una falta de respeto a la oposición negarse a establecer la fecha concreta. Es una falta de respeto, en cualquier caso, no contestar a los escritos presentados. Es una falta de respeto a la ciudadanía ignorar el cumplimiento de los contratos de esta envergadura. Y es una falta de respeto a muchos otros contratistas municipales a los que sí se les exige el cumplimiento estricto de los plazos establecidos en los pliegos. Como mínimo, esta forma de actuar supone una gran falta de respeto, y desde IU se pide al alcalde que rectifique. Un trabajo de esta envergadura no puede tratarse como si se realizase por un grupo de amigos. Y menos aún si se refiere al urbanismo, uno de los campos más susceptibles de corrupción.

Refeencias en la prensa: