Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Instituciones y gobierno local > León de la Riva: «Si pudiera, regularía las manifestaciones, pero ningún (...)

Intolerables declaraciones

León de la Riva: «Si pudiera, regularía las manifestaciones, pero ningún político se atreve»

Un mayor civismo y el miedo a la multas rebajan el 20% los actos vandálicos

Jueves 20 de junio de 2013 · 159 lecturas · rss article rubrique


León de la Riva: «Si pudiera, regularía las manifestaciones, pero ningún político se atreve»

El regidor asegura que hay que velar «por el bien común, que no es el de los 50 que se concentran, sino el de los 50.000 a los que afecta»

El alcalde, Javier León de la Riva, aseguró este jueves –jornada en la que había convocadas cuatro manifestaciones en la ciudad– que si tuviera la competencia municipal sería partidario de «regular» la celebración de concentraciones en Valladolid. «Claramente soy partidario de que se regule, por razones como que eso genera un gasto importante, ya que es necesario movilizar un número de policías», ha explicado, antes de matizar que se trata de una materia de jurisdicción estatal y que, en su opinión, «ningún político se echa para adelante» para abordarlo. Eso sí, ha subrayado que si fuera una competencia municipal, lo regularía «sin duda», pues considera que hay que «atender al bien común, que no es el de los 50 que se manifiestan, sino el de los 50.000 que ven trastornada su vida diaria». Durante el año pasado, la Policía Municipal contabilizó 1.446 concentraciones, manifestaciones y campañas publicitarias en la ciudad (cuatro al día), cerca de 500 más que las que se registraron en 2011.

Respecto al descenso de las infracciones captadas por los radares fijos, León de la Riva recalcó que «si el objetivo fuera recaudar, tendría ocultos los radares, como los que nos cazan en la carretera», afirmó.

Un mayor civismo y el miedo a la multas rebajan el 20% los actos vandálicos

Las infracciones de tráfico detectadas por la Policía Municipal caen casi el 15% en un año

Datos positivos que permiten una doble interpretación. Por una parte, reflejan que los vallisoletanos fueron en 2012 mucho más cívicos en su comportamiento ciudadano. En segundo lugar, en este momento de dificultades económicas infringir las normas puede conllevar una sanción económica que descuadre el menguado presupuesto mensual de muchas familias. Antes de que nos toquen la cartera es preferible andar tieso como una vela, oigan. La memoria de la Policía Local de 2012, facilitada ayer por el Ayuntamiento de Valladolid, confirma una importante rebaja en los actos vandálicos detectados por los agentes en sus patrullas diarias, así como una caída significativa, también, en las infracciones de tráfico en la trama urbana.

En el primer caso, las tablas aportadas por el cuerpo de seguridad local recogen que las sanciones impuestas por comportamientos que se consideran incívicos han registrado una caída del 20,60% al pasar de las 1.951 denuncias de 2011 a las 1.549 del pasado ejercicio, a pesar de que en 2012 se incorporaron dos nuevas prohibiciones en la ordenanza: ejercer la mendicidad en la vía pública y transitar semidesnudo por las calles, conductas por las que denunciaron a 41 y cuatro personas respectivamente el año pasado.

En la comparativa llaman la atención algunos epígrafes. Por ejemplo, las multas por miccionar en portales y esquinas, han pasado de las 991 de 2011 a las 672 del pasado año, todo un logro si se tiene en cuenta que esta infracción es la estrella de esta polémica normativa por lo que a sanciones se refiere. Es probable que muchos padres hayan advertido a sus cachorros que se desahoguen donde deben ante la posibilidad de recibir en casa una receta de 60 euros.

Respecto a los actos vandálicos puros y duros, algunos datos son positivos. Las multas por pintadas han caído el 400% (de 45 a 9), mientras que las impuestas por daños en el mobiliario urbano han pasado de 46 a 21 en el periodo analizado. También caen las denuncias por molestias que se generan en viviendas o que están causadas por vehículos (251 en 2012 frente a las 319 del año anterior), así como las infracciones por arrojar basura en la vía pública al pasar de las 125 multas de 2011 a las 87 del pasado año .

Más sanciones por publicidad

Por contra, en las estadísticas destaca un relevante incremento de las sanciones por publicidad y propaganda prohibida. La crisis económica y el desempleo ha llevado a muchos profesionales de distintas ramas a buscarse la vida y anunciar sus servicios en la calle mediante carteles colocados en farolas o fachadas, lo que ha incrementado 31,5% las actuaciones de los uniformados en esta materia. También destaca la subida registrada en las sanciones impuestas por la colocación de terrazas al margen del croquis aprobado por las autoridades municipales. Así, pasan de las ocho multas de 2011 a las 26 impuestas el pasado ejercicio.

Los datos de la última memoria apuntan una tendencia a tener en cuenta. Si hace dos años la Policía Local imputó infracciones de la ordenanza antivandalismo a 250 menores de edad, el pasado ejercicio fueron denunciados 133 chavales, una caída que refleja o bien que cada año más adolescentes van entrando en razón o que en sus casas les han advertido de que no quieren ni oír hablar de pagar sus gamberradas juveniles.

Más respeto al volante

En el caso del control del tráfico urbano, es probable que pese más el temor a la multa en la reducción de las denuncias impuestas por los agentes que el respeto de los conductores, ‘motu proprio’, a la normativa de circulación. Fuentes de la Policía Local recalcan que los vallisoletanos ya se saben de memoria los diferentes dispositivos que pueden controlar su velocidad o su comportamiento al volante. Así, las sanciones han caído casi el 15% al bajar de las 154.537 tramitadas en 2011 a las 131.624 del pasado año.

Los radares más activos

En este apartado la reducción se registra en sistemas móviles y fijos. El multacar detectó un 21% menos de infracciones por doble fila o aparcamiento prohibido, las denuncias por exceso de velocidad tramitadas por las fotos de los doce radares fijos bajaron el 27% y los siete puntos que controlan que no se rebase el semáforo en rojo registraron en 2012 un total de 3.209 infracciones frente a las 4.735 que se tramitaron un año antes. Por contra, los radares móviles ‘cazaron’ el pasado ejercicio a 4.741 infractores frente a los 3.544 de 2011.

En los cinco primeros meses del presente año –hasta el 31 de mayo– los radares fijos han fotografiado a 8.919 vehículos por exceso de velocidad. Los puntos de control que han registrado el mayor número de infracciones han sido los de la avenida de Burgos, Paseo de Zorrilla (a altura de la Plaza de Toros) y el situado en Arco de Ladrillo. En el caso de los siete dispositivos que controlan que no se rebase el semáforo en rojo, ya han caído 1.292 conductores, principalmente en Poniente con Rinconada, avenida de Salamanca y en la calle Don Sancho. Los radares móviles han castigado a 3.450 propietarios en los 138.834 controles realizados desde los cinemómetros instalados en las patrullas.

Accidentes

El número de atestados redactados por la Policía Municipal por accidentes de tráfico en la ciudad se redujo en 2012. El pasado año los uniformados firmaron un total de 165 partes por siniestros. En 81 de ellos hubo heridos. El documento contabiliza una víctima mortal, aunque los datos publicados por El Norte, en los que se incluyen las intervenciones de la Guardia Civil en puntos más perimetrales de la ciudad, se contaron dos.

Las cifras mejoran considerablemente el saldo de 2011. Aquel año hubo 177 accidentes en los que fallecieron siete personas (nueve si se incluyen las intervenciones de la Benemérita).

Entre las razones que están detrás de la reducción de la siniestralidad en la trama urbana, destaca una disminución importante en el volumen de tráfico en las principales vías colectoras de la capital, que el Gabinete de Movilidad cifra en el 30%. A menos coches circulando, menos riesgos.

De los 165 accidentes de 2012, 117 fueron por colisión o choque, 15 por salidas de vía y se contabilizaron 31 atropellos. En total se vieron implicados 314 vehículos.

Cuatro manifestaciones al día en 2012

En el capítulo de la memoria denominado ‘Planificación de Servicios Policiales’ se incluye el control de concentraciones y manifestaciones. Las estadísticas aportadas permiten asegurar que Valladolid ha sido en 2012 un manifestódromo con mayúsculas. Durante el pasado año los agentes del cuerpo local vigilaron un total de 1.442 actos de protesta o reivindicativos, lo que arroja una media diaria de cuatro concentraciones o marchas y refleja el estado de crispación social a causa de la crisis económica y el desempleo. Esta cifra ya fue abultada un año antes, cuando se registraron 948 manifestaciones o concentraciones, aunque, sin duda, 2012 es el año de la protesta.

Fuentes de la Policía Local destacan que estos servicios han ocupado casi a diario a un buen número de agentes, que, además de controlar el acto en sí, se deben encargar de las repercusiones que las marchas tienen en el tráfico de la ciudad. La planificación de cortes de calles y trayectos alternativos aquí es fundamental y el pasado ejercicio, récord en la materia, ha servido como un ‘máster’ para afrontar estos eventos.


Fuente: Texto, El Norte de Castilla, 20-06-2013.