Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > Los redactores del nuevo PGOU se proponen frenar las rehabilitaciones (...)

Revisión del PGOU

Los redactores del nuevo PGOU se proponen frenar las rehabilitaciones «agresivas» en el casco histórico

Advierten que hasta ahora se había permitido una «notable transformación» de las estructuras y valores tradicionales de edificios catalogados o protegidos en el casco histórico

Lunes 4 de marzo de 2013 · 24 lecturas · rss article rubrique


Conservar el patrimonio del Casco Histórico y frenar futuras rehabilitaciones "agresivas" con este espacio protegido. Ese parece uno de los objetivos principales que se han fijado los redactores del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid (PGOU), o al menos así lo aseguran los técnicos de Prointec, empresa encargada de la redacción en el avance de las nuevas normas urbanísticas.

En el documento establecen tres líneas prioritarias respecto de las intervenciones en las zonas protegidas, al margen de «enfriar» la actividad urbanística que ha transformado este área de la capital. Por un lado, se prioriza reforzar la conservación de los valores patrimoniales, a la vez que se proponen intervenciones puntuales para potenciar nuevos usos en espacios ahora mismo desaprovechados. En esa línea también pretenden mejorar las conexiones de la zona centro con otros espacios de la ciudad. Además, se plantea revisar la lista de edificios o lugares catalogados para incluir «algunas parcelas con edificios tradicionales» que no han sufrido ninguna rehabilitación o intervención desde la década de los 50.

La preocupación de los redactores de la revisión del PGOU por la conservación les lleva a proponer que «todo el conjunto de edificios históricos que pervivien en el ámbito protegido, independientemente de sus valores arquitectónicos o monumentales, sea protegido de forma activa». Así, plantean una rehabilitación «integral», pero sin «alterar los valores urbanos» y «enfriar» o «moderar» las intervenciones transformadoras para «frenar las dinámicas inmobiliarias de sustitución y falaz rehabilitación -agresiva- que ha trabajado en esta parte de la ciudad de forma indiferenciada, produciendo una notable transformación de sus estructuras y valores tradicionales», como aparece literalmente en el documento de avance de esta revisión.

CONJUNTOS MONUMENTALES

La mayoría de los grandes conjuntos monumentales de la ciudad están incluidos actualmente en el Plan Especial del Casco Histórico, además de los conjuntos urbanos como la Plaza Mayor-Ferrari-Ochavo-Platerías y se encuentran en buen estado de conservación. Pero en la revisión del PGOU se propondrá la inclusión como BIC (Bien de Interés Cultural), ahora hay 40, de otros monumentos o conjuntos no protegidos.

Así, se señala el conjunto monumental de San Pablo, San Gregorio, Palacio Real, Santa Cruz, Antigua-Catedral, San Martín,-Descalzas-Chancillería, Pasaje Gutiérrez-El Salvador-San Felipe Neri-Porta Coeli, Las Huelgas. Además, se propone vertebrar las zonas verdes y jardines públicos de estos entornos para «mejorar» la calidad ambiental del centro, «incluyendo rincones verdes ‘ocultos’ de los diversos conventos».

También se habla de actuaciones de «acupuntura» urbana para mejorar las conexiones entre estos espacios públicos, donde se daría especial protagonismo al «verde público».

Los técnicos también sugieren «micromejoras» o «inserciones puntuales» de nuevos usos para regenerar esta zona. Y se pone como ejemplo algunas grandes parcelas con espacios no ocupados que ahora mismo son «susceptibles de reconvertir» para «introducir pequeñas edificaciones con usos dotacionales». Así se menciona el interior de la manzana de La Marquesina; del espacio libre previo a la Estación del Norte; los espacios de ribera hacia el Pisuerga; la parcela de Cáritas; la manzana de la Academia de Caballería,...

ESPACIOS DE OCIO

Los espacios históricos de ocio de la ciudad en la ribera del Pisuerga, tales como el Paseo de Las Moreras o los jardines de La Rosaleda e Isabel la Católica podrían incluirse en el Plan Especial del Casco Histórico para gozar de mayor protección patrimonial y cultural.

Así lo recoge la memoria del avance de la revisión del PGOU, que también propone dar una catalogación similar a la plaza San Juan o la calle Huelgas, donde se demanda un tratamiento capaz de moderar los impactos del tráfico rodado.


Fuente: Texto: M. R. Iglesias, Fotografía, El Día de Valladolid, 04-03-2013.