Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Federación Vecinal de Valladolid Antonio Machado


Portada del sitio > Áreas > Cultura, ocio y deporte > "Cuando ya hace casi treinta años de casi todo"

Opinión: Miguel Ángel Përez

"Cuando ya hace casi treinta años de casi todo"

"Otro de los hitos en el campo de la cultura fue la creación del Instituto de la Juventud, que impulsó el arte realizado por jóvenes en teatro, música, artes plásticas, fotografía, vídeo..."

Lunes 17 de septiembre de 2012 · 83 lecturas · rss article rubrique


Más o menos, tampoco conviene exagerar nuestra edad, pero el caso es que de muchas de las cosas que se pusieron en marcha en la cultura de este país va haciendo ya casi treinta años. Podríamos recordar algunas que nos ayuden ahora a ver cómo salimos del pozo social, político, moral y cultural de la dictadura entonces, y ver si esto nos hace ver ahora «el túnel al final de la luz». Difícil, pues no tenemos claro si la crisis es financiera, de modelo de producción o -mucho más duro de tratar- crisis de valores.

Hace ’esos’ treinta años se hacían en España cosas como los encuentros de Interarts, organización cultural que era capaz de convocar cientos de personas procedentes de toda España que llegábamos a Barcelona con ganas de debatir sobre los caminos que la gestión de la cultura había de tomar en los primeros años ochenta. Aquí en Valladolid, tomaba cuerpo la Muestra Internacional de Teatro de Valladolid, que corrió el riesgo de llenar el Teatro Calderón con espectáculos internacionales que Madrid, Bilbao o Barcelona aún no habían disfrutado. Llegó a tener cuatro mil amigos a quienes nos dirigíamos: por correo postal para informarles de las ideas que rondaban teatral, musical y dancísticamente por Europa y EE UU. Es un ejemplo de cómo se muere de éxito, en su mejor momento hizo que apareciera en Valladolid Laurie Anderson antes de emprender gira por Europa. Casi seguro que ningún responsable político municipal de aquellos tiempos conserva una foto con esta creadora de nivel mundial. Otro de los hitos organizativos en el campo de la cultura fue la creación del Instituto de la Juventud, que impulsó el arte realizado por jóvenes en el campo del teatro, música, artes plásticas, fotografía, video ... una cantera de artistas de la que han salido alguno de los grandes creadores españoles de la actualidad. Todos los años, hacia febrero, sabíamos que debíamos dejar un fin de semana para trasladarnos a Madrid y acudir a ARCO, feria de arte contemporáneo que nos ponía en contacto con la creación más actual del momento... bus, un par de JE$I)S FERRERO bocadillos ese día y vuelta a casa en el último de los buses. Acudíamos con alguna frecuencia a los conciertos de la denominada ’movida madrileña’, aunque nuestras preferencias musicales no fuesen exactamente rock y pop nacionales. Por aquellos días se certificó la muerte del Teatro Independiente y el nacimiento de las salas alternativas, muerte promovida por los propios profesionales de la escena española; sabíamos que debíamos pasar a una fase más compleja de relaciones con la sociedad y con el nuevo poder político del momento, las izquierdas, que se habían alimentado de esa misma fuente de trabajo sobre la cultura popular, teatral en este caso. El nuevo Ministerio de Cultura (1979) se estaba ocupando, no sin rémoras del pasado, de quitar la caspa al teatro oficial a través de la creación de centros que se ocupaban de lo nuevo en el teatro, como el Centro de Nuevas Tendencias Escénicas o lo tradicional, como el Centro Dramático Nacional situado en el Teatro María Guerrero, que ya en la 11 República podría haberse convertido -bajo la dirección del casi vallisoletano Cipriano de Rivas Cherif- en el Teatro Nacional a imitación de la Comedie francesa.

El Festival de Otoño de Madrid hacía que octubre fuera un mes de peregrinaje: Phillip Glass, Pina Bausch, Peter Brook o Arianne Mouchkine, entre otros creadores mundiales, se acercaban en esas fechas y nos obligaban a consumir los ahorros posvacacionales. Los festivales de jazz proliferaban y se ponían en marcha ambiciosos programas de rehabilitación de teatros en toda España y en Castilla y León, hecho que ha permitido la presentación de espectáculos con la misma dignidad en Madrid, Valladolid o Medina de Rioseco... , y todo a unos precios razonables para un joven adulto de provincias como un servidor que se dedicaba a recorrer la piel de toro con una furgoneta Sava 1000 haciendo teatro para niños y adultos con Teloncillo; hace treinta años yo juntaba ahorros para irme a Londres y estudiar gestión cultural. Ahora mis compatriotas estudian y se forman aquí, pero han de irse fuera a buscar un trabajo que España les niega... De casi todo hace ya casi treinta años.

Miguel Ángel Pérez
Gestor cultural


Fuente: Texto: Miguel Ángel Pérez, Fotografía: , El Norte de Castilla, 17-09-2012.