Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > "El movimiento vecinal español frente a la OTAN. El caso de Valladolid"

Artículo del historiador vallisoletano Constantino Gonzalo Morell

"El movimiento vecinal español frente a la OTAN. El caso de Valladolid"

"Frente a las constantes acusaciones de sumisión a intereses políticos contrarios al Gobierno -acusaciones que aparecieron ya con el régimen dictatorial-, el movimiento vecinal vallisoletano mostró un grado de autonomía y de capacidad de debate interno que ningún partido político ha logrado igualar"

Lunes 10 de septiembre de 2012 · 1052 lecturas · rss article rubrique


HISTORIA 396
ISSN 0719-0719
Nº 2 - 2011
[247-263]

EL MOVIMIENTO VECINAL ESPAÑOL FRENTE A LA OTAN: EL CASO DE VALLADOLID

Constantino Gonzalo Morell
Doctor en Historia
vivalarepublica@hotmail.com

JPEG - 15.8 KB
Constantino Gonzalo Morell

RESUMEN

El referéndum de la OTAN en 1986 ha sido considerado por muchos autores como uno de los últimos hitos de la Transición española, si no la política, sí la social. Un acontecimiento que midió las fuerzas de los partidarios del sí y los del no. Un no sustentado en gran parte por los movimientos sociales, destacando entre ellos el movimiento asociativo vecinal. Proponemos un estudio de ello a través del análisis de la postura del movimiento vecinal vallisoletano. Una postura mayoritariamente contraria a este ente militar, pero con muchos más ricos matices que en los partidos políticos. Una campaña larga y que por su resultado contrario, marcará profundamente al movimiento ciudadano.

LAS ASOCIACIONES DE VECINOS, UN NUEVO MOVIMIENTO SOCIAL.

Como señala Marçal Tarrego, luchas sociales en la ciudad siempre han existido, en condiciones de vida y con carácter muy diverso. Sin embargo, la presión constante y comunal por la vivienda, las dotaciones, el urbanismo al fin y al cabo, la democratización de las Administraciones y el control sobre sus gestiones, es un fenómeno relativamente reciente [1] en España, que en Valladolid cumple 41 años.

Los movimientos urbanos, en general, responden a una doble crisis, del tipo de desarrollo y del sistema político [2]. En España, esto significó un urbanismo caótico generado o al menos permitido -cuando no amparado- por una estructura clientelista y corrupta como era el sistema político de la dictadura franquista.

Si la mayoría de los problemas se producen a nivel local, en la ciudad, las administraciones locales, hasta los al menos los años ochenta, son las que menos invierten en solucionarlos -un 10% frente al entre 40% y 70% de sus homólogos del mundo occidental- porque el Estado primero y las Autonomías después, o les quitaron recursos o no se los dieron [3].

Mancuso demostró que uno de los elementos más negativos del desarrollo de la ciudad contemporánea es la especulación, que favorece a pocos y perjudica a todos [4] . Frente a esto, a mediados de los años sesenta y parejo a otros movimientos como el estudiantil o el resurgir del movimiento obrero, nacerá el movimiento vecinal español, considerado por Manuel Castells como “el movimiento urbano más extendido y significativo en Europa desde 1945” [5].

Los movimientos urbanos en nuestro país se diferencian del resto de los de la Europa Occidental en dos aspectos principales: por responder a problemas sociales más graves que afectan a un mayor número de personas y porque se desarrollaron en un contexto de vacío sociopolítico por la ilegalidad de partidos y sindicatos [6], a parte de los permitidos por el Movimiento: Falange Tradicionalista y de las JONS y la Organización Sindical Española.

El movimiento asociativo vecinal español no es el único movimiento urbano que ha existido. Incluso en otros países hay organizaciones que comparten alguna característica con él. En Francia estaban los GAM (Grupos de Acción Municipal), en Italia los Comitari di quartieri, en Portugal las Comissões de moradores, etc. En Iberoamérica, los ocupantes de México o en el Chile de 1967 a 1973 -fechas parejas a las españolas- las Juntas de Vecinos democristianas y los Comandos Comunales por parte de la izquierda [7] . Sin embargo, no hay parangón con las asociaciones de vecinos (AAVV), puesto que en los países de la Europa Occidental, los movimientos asociativos de carácter global, como lo es el español, no llegaron a desarrollarse plenamente porque en primer lugar, partidos y sindicatos asumieron desde el principio muchas reivindicaciones urbanas –directamente o a través de organizaciones creadas ad hoc- y en segundo lugar, porque las Administraciones locales han sido más eficientes y representativas que las españolas, así como más sensibles a las demandas sociales [8].

Como defiende Javier Angulo, si analizamos movimientos sociales urbanos foráneos, llegamos a la conclusión de que las AAVV son únicas, porque en ningún otro Estado una organización ha reunido las características del movimiento vecinal español, pues o son puramente marginales o están plenamente integradas en el aparato del Estado [9]. Sin embargo, una de las características tanto en sus orígenes como en la actualidad es precisamente la posición anti-institucional o al menos no institucional de las AAVV [10], algo que es bastante lógico si la mayor parte de sus reivindicaciones son contra las Administraciones.

JPEG - 82.5 KB
Cartel "Otan NO". Manuel Sierra, 1984.

Pero, ¿cuándo aparecen las asociaciones de vecinos? Lo que hoy entendemos por AAVV, tienen una fecha de origen muy clara: 1964. El 24 de diciembre de 1964 se sanciona la Ley de Asociaciones 191/64, que regula y estipula la aparición de Asociaciones de Cabezas de Familia, primera forma de movimiento social urbano en España, en el marco del Movimiento Nacional del franquismo.

Probablemente sea Javier Berriatua, desde el ámbito del derecho, quien más se haya preocupado en definir teóricamente qué es una AVV. Para él una asociación de vecinos es un movimiento social urbano, autónomo, permanente y legal. Es “la Asociación inframunicipal que tiene por objeto la defensa de intereses vecinales”, con ámbito de actuación en “una unidad vecinal inframunicipal” -el barrio- y con fin social en “la defensa de intereses vecinales” [11], siendo este interés vecinal “el conjunto de bienes materiales e inmateriales que el vecindario considera indispensables para poder vivir una vida urbana digna” [12]; y al fin y al cabo es la razón última de la existencia misma del movimiento asociativo vecinal. Tal interés vecinal no está motivado en la propiedad, elemento éste que le distingue claramente de otros movimientos sociales urbanos y que diferencia las AAVV españolas de entidades similares extranjeras. Porque su defensa está basada en la vecindad; “un haz de intereses vecinales prácticamente tan amplios como el de una vida urbana digna” [13]. Además, este interés vecinal implica la “integración social”, la “reivindicación de equipamientos sociales” o dotacionales, la colaboración “en el planeamiento urbano” y la aspiración a una representación “democrática de la unidad vecinal”. Por ello abarca desde la integración social del barrio -una sociabilidad vecinal que integre e identifique a los habitantes del barrio- a la reivindicación de servicios, pasando por la colaboración o supervisión del planeamiento urbano y la participación democrática en la gestión municipal [14].

El movimiento vecinal será el más fuerte movimiento social que se dé en Es-paña al margen de partidos políticos y sindicatos. Por ello, sufrirá el continuo intento de intervención por parte de las entidades políticas. Unos partidos que ven en las mismas meras correas de transmisión de sus ideas, cuando no un simple depósito de votos. La relación entre ambas organizaciones excede el propósito del presente artículo, pero veremos, no obstante, cómo unos y otros pugnarán por el favor de la opinión pública.

EL MOVIMIENTO DE OPOSICIÓN A LA OTAN.

El pacifismo es una de las últimas facetas aparecida en el carácter del movi-miento vecinal español, pero aún no siendo uno de sus rasgos primigenios, se ha convertido en uno de sus rasgos definitorios, como se pudo comprobar en fechas recientes con el rechazo a la guerra de Irak [15] .

El antimilitarismo o el pacifismo, según se mire -con lo que no estamos diciendo que sean lo mismo-, se mostrarán en el movimiento vecinal a finales de los años setenta, con las primeras protestas contra la presencia militar en los barrios y sobre todo a mediados de los ochenta, con la campaña emprendida por toda la izquierda y los movimientos sociales españoles contra la permanencia del país en la OTAN.

Vamos a tratar cómo las asociaciones vallisoletanas participaron activamente de él -cuando no lo lideraron- y cómo el frustrante resultado marcará el devenir inmediato de las mismas.

La primera referencia a algún acto organizado en Valladolid cuestionando la entrada en la OTAN del país, la encontramos en julio de 1981, cuando en el barrio de Pajarillos, en el local de la Asociación de Vecinos «La Unión» de Pajarillos, se celebre el primer acto de los tres organizados en la ciudad en contra de la entrada de España en la OTAN [16].

Actos similares debieron ser programados en más puntos de la región, como en León [17], puesto que en octubre de ese año se llevaba al Parlamento la pro-puesta del Gobierno, presidido por Calvo Sotelo, de ingreso en la Organización del Tratado del Atlántico Norte, “brazo armado de un orden económico-social concreto: el capitalismo que, bajo la batuta de los EEUU, ha fortalecido su papel económico a través de la industria de armamento”, según la Asociación Familiar Rondilla, para la cual, la entrada de España en este organismo militar supondría convertir al país “en una gigantesca base aérea y marítima”, objeto de las maniobras militares de la Alianza, nuclearizar el territorio, aumentar en un 30% los gastos militares -reduciendo a la par el presupuesto para otras partidas- y convertir a la juventud española en infantería de reserva, a la espera de “lo que el alto mando americano decidiera hacer con ellos” [18]. Valladolid. 1981. p. Anverso.]].

Ya en febrero de 1982 y a través del Comité Anti-OTAN de Valladolid, en el que gran parte de las asociaciones de vecinos se integrarán, se celebran actos con audiovisuales sobre la Alianza Atlántica y las bases norteamericanas en España en la Rondilla, «Por la paz, contra la guerra», en la Zona Sur, Pilarica y San Pedro [19].

En junio y aprovechando que el XIII Encuentro de Asociaciones de Vecinos del Estado Español se celebra en Valladolid, la asamblea aprueba una resolución contra la entrada del país en la OTAN [20], reafirmando las tesis pacifistas de los vecinos.

Unas tesis pacifistas que se unen a los intereses vecinales, contrarios a la presencia militar en sus barrios, como ocurre en Pajarillos o en Las Delicias, que sufren el continuo trastorno que produce el paso de los vehículos blindados, camino al cercano -siete kilómetros- campo de maniobra de Renedo de Esgueva. Maniobras que al principio también se desarrollaban en la explanada de Farnesio, en el corazón del populoso barrio de Delicias, siguiendo la dinámica del cuartel de caballería decimonónica. Por ello, la Asociación Familiar Delicias, por boca de su Comisión de Cultura, exigirá la “desmilitarización de la explanada de Farnesio debido «a la preocupación de los vecinos y el peligro que representa para los niños la continuación de las labores de entrenamiento de las tanquetas en prácticas»” [21].

JPEG - 36.5 KB
Protesta en el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid de la campaña "No a la OTAN".

Los terrenos de Farnesio eran propiedad de más de cuarenta particulares y eran utilizados regularmente por el Ejército para realizar maniobras. El nuevo Plan Parcial de Ordenación Urbana elaborado por el Ayuntamiento preveía la compra de los terrenos “y la edificación de locales para usos sociales y culturales del barrio de las Delicias”; sin embargo y por la lentitud de esta opción, la asociación amenaza con medidas contundentes [22] . De esta forma se imbrican los problemas de los vecinos a nivel de barrio [23] , con las decisiones a nivel nacional, pues tanto para Farnesio como para la OTAN, el problema es el Ejército [24] . Un Ejército que contará con instalaciones recreativas, como son piscinas o canchas deportivas, más de veinte años antes que cualquier ciudadano civil de la ciudad.

Al ser uno de los pilares de la dictadura franquista, la institución militar será premiada con servicios vedados al resto de la población.

Parejo a esto se desarrolla la colaboración entre pacifistas y asociaciones vecinales.

El Servicio Militar -obligatorio para todo hombre mayor de edad hasta el año 2001 en que se profesionalizó el Ejército-, la impopular mili, caída la dictadura, comenzó a ser severamente cuestionada por los jóvenes primero y por la sociedad después. En Valladolid, los primeros insumisos [25] intentarán desarrollar un servicio social sustitutivo del militar en asociaciones vecinales como el de Delicias, donde el servicio de guardería laboral es atendido, entre otros, por Jesús Ojeda [26] :

  • “Me declaré objetor de conciencia y a la vuelta de Salamanca, montamos la primera guardería laboral, en Santo Toribio, ofreciendo al Ministerio de Defensa, en este caso y también al Ministerio de Justicia, el que nos reconocieran ese trabajo, en sustitución de la mili, cosa que no fue posible. Les ofrecimos un servicio civil como alternativa al servicio militar. Estamos en el año 76-77. […] En el 75 y en el 76, había habido un grupo de catalanes, que habían creado en Can Serra, en Barcelona, en un barrio, un grupo de servicios civiles, de apoyo a emigrantes, de clases a niños con graves problemas de escolarización… entonces, ese es el modelo para nosotros. Cambiar el servicio militar por un servicio civil” [27].

Sin embargo las autoridades no aceptan este servicio civil y detienen al objetor Urbano Fernández por no acudir a filas, suponiendo el fin de la guardería. Detención que supone la enérgica protesta de los colectivos del barrio:

  • “...«manifestamos, en nombre de los jubilados y niños del barrio, nuestra protesta por la detención de un objetor de conciencia que desde hace algún tiempo trabajaba en la comisión [de Acción Social]». Asimismo se recoge un escrito del movimiento infantil «Nueva Unión» compuesto por niños de 12 a 14 años, que dice textualmente: «Urbano Fernández, que estaba al cuidado de los niños realizando su servicio civil como objetor de conciencia, ha sido detenido junto con otros 22 objetores. ¿Es que este servicio de cuidar niños y otros que hacía en el barrio no valen lo que el servicio militar?». El objetor detenido es licenciado en Ciencias y trabajaba en la referida comisión desde hace mes y medio” [28].

En septiembre de 1983, las asociaciones de vecinos de la ciudad celebran su fiesta anual bajo el lema «Los vecinos por la paz», con la presencia de Demetrio Madrid, presidente de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, y el alcalde de Valladolid, Tomás Rodríguez Bolaños, donde ponen de manifiesto una vez más su antibelicismo [29] . Llama la atención que las principales figuras del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de la región asistieran a este acto pacifista vecinal, situación que no se volverá a repetir una vez que la formación política llegue al poder y cambie su discurso frente a la OTAN.

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid proclama una vez más su deseo de un Valladolid no nuclearizado [30] -con lo que se une la defensa del medio ambiente con el antimilitarismo- y denuncia “los presupuestos de gastos militares en España”, posicionándose públicamente contra la OTAN [31] .

En el año 1984 la campaña por la salida de la OTAN se desarrolla con el ruido de fondo de los tanques y la protesta vecinal. La polémica vino cuando Valladolid asumió la organización del desfile del Día de las Fuerzas Armadas, que debía desarrollarse en la principal avenida de la ciudad, el Paseo de Zorrilla, para lo cual debía adaptarse al tráfico de vehículos de gran tonelaje como son los carros de combate. Para ello el Ayuntamiento tenía que eliminar las medianas del paseo, medida a la que se opuso la Federación vecinal, por acuerdo de su Junta Directiva, pero que “no estuvo suficientemente asumida por todas las asociaciones” [32] , por las divergencias que existen en el seno de la Federación sobre la posición ante la OTAN.

José Centeno, miembro de la asociación de Delicias, señala la relación entre las asociaciones de vecinos y el movimiento de insumisión en esta polémica [33] :

  • “Se hizo un ayuno en San Viator contra el desfile militar, me parece que fue en el año 84… en el origen de esto tuvo participación de Celtas Cortos [34], Jesús Cifuentes, una hermana, sus padres son militares, les destinaron a Valladolid, […]” [35].

Además, también se llevó a cabo una fiesta reivindicativa en Fuente el Sol, a la que según José Miguel Gutiérrez, líder de la asociación del barrio de Pajarillos y expresidente de la Federación de AAVV, “acudió más prensa que gente” [36] .

Para acabar el año 84, la asociación de vecinos del barrio de La Victoria celebra “con una fiesta en el barrio y una concentración en la Plaza del Cosmos” las «II Jornadas sobre la Paz y el Desarme», en las que como novedad se constituyen tres mesas sobre la OTAN, cuyo resultado se dio a conocer en el transcurso de la fiesta. De las 642 personas que votaron, 595 se mostraron partidarias de la salida de España de la Alianza Atlántica y 47 de la permanencia en la misma [37].

El año 1985 no se presenta más tranquilo, pues comienza a tomar cuerpo un rumor, primero a nivel de la ciudad y luego a nivel nacional:

  • “Valladolid podría ser la provincia elegida por el Ministerio de Defensa para la ubicación del cuartel general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), según se publicó hace dos días en «El Correo Catalán», diario editado en Barcelona, citando «fuentes solventes». [...] Siempre según el diario catalán, la elección de Valladolid podría haber sido decidida a raíz de su excelente situación geográfica en la península Ibérica y de su infraestructura de comunicaciones por carretera y aérea, que la permite una rápida conexión con Madrid y Lisboa, esta última ciudad abierta al sector de control del Atlántico. [...] Vallado-lid, provincia que dejará de ser sede de la Capitanía General al incorporarse a la región noroeste, cuya Capitanía corresponde a La Coruña. La pérdida de mando había provocado cierto malestar en las capitanías militares que dejaban de tener rango de máxima autoridad castrense en la zona...” [38]

A esto habría que añadir el continuo rumor sobre Cabezón de Pisuerga -pueblo cercano y sede de fábrica de armas-, como silo armamentístico de la OTAN, con lo que al lejano temor a un holocausto nuclear se suma la amenaza tangible de tener una base de la Alianza Atlántica.

En noviembre se lleva a cabo una manifestación con más de 3000 asistentes que “se mofaron ayer de los misiles y de Reagan, en una manifestación que atrajo a más público del previsto en Valladolid. Con aire de carnaval, un poco más apagado que en otras ocasiones, colectivos de izquierda y grupos de vecinos pidieron a gritos la salida de España de la OTAN, asegurando que la Paz no necesita de la organización” [39] . Manifestación que también se celebró en otras ciudades de la región, gracias a la Coordinadora Pacifista [40].

El año 86 se presenta como el decisivo, tras el anuncio de Referéndum que efectúa el ejecutivo de Felipe González. Las asociaciones de vecinos de Valladolid, en la asamblea de su Federación, aprueban mayoritariamente participar en la campaña «Salgamos de la OTAN». A favor de participar en la campaña se posicionan las asociaciones de los barrios de La Cañada, Delicias, Girón, Huerta del Rey, La Overuela, Pajarillos, Pilarica, Rondilla, San Andrés, La Victoria y Zona Sur. En contra las de Belén y Ribera de Curtidores (zona centro de la ciudad). Se abstienen las de Las Flores, San Nicolás, Torrelago (pueblo del alfoz) y Barrio España. “El resultado por tanto de la votación es 11 a favor, 2 en contra y 4 abstenciones” [41] . El debate que se produce en el seno de la Federación es el fiel reflejo del debate que se produce en las propias asociaciones.

JPEG - 60.9 KB
Pintada "Bases fuera, OTAN No" en el edificio Duque de Lerma de Valladolid.

La Federación cumple “un papel fundamental en la campaña realizada en Valladolid”, organizando paralelamente un ciclo de charlas y debates sobre el tema [42] . Incluso uno de sus principales representantes, como es Ángel Ceballos, de la asociación del barrio de Rondilla, es el designado como tesorero de la plataforma constituida por los diversos colectivos vallisoletanos opuestos a la OTAN, que abarca desde sindicatos a ecologistas. En total, unas quinientas personas trabajarán en Valladolid en las labores propagandísticas de la campaña del referéndum, en un sentido o en otro. “Unos 4,5 millones [43] se habrán invertido en pro o en contra de una Alianza Atlántica para cuyo abandono una comunidad de religiosas Carmelitas también ha entregado dinero a la Coordinadora Anti-OTAN. [...] en la que se agrupan 17 organizaciones [...] con una cuota máxima de 15.000 pesetas al inicio de la primera fase de la campaña. Posteriormente, las fuentes de ingresos han sido la venta de chapas y pegatinas, recogida de firmas con contribución económica” [44] . Una plataforma que desarrolló su campaña por el no de una forma imaginativa y que abarcó toda la ciudad: charlas y conferencias, caravanas informativas, pintadas, etc. [45]. Un esfuerzo importante, porque como defiende el propio Ceballos:

  • “la famosa controversia sobre OTAN , OTAN no, que aquí marcó mucho. Aquí fue apabullante, aquí se hizo una batalla en el período previo al OTAN no, OTAN no, muy espectacular. Esa fue una constante en todo el país, que lo increíble fue luego el resultado. Lo cierto es que el PSOE tocó a rebato […] pero aquí se hizo una campaña espectacularísima. Yo creo que Rondilla hicimos un sobreesfuerzo, incluso a nivel de ciudad, conseguimos juntamente con otra gente integrar a bastantes colectivos y hacer un planteamiento muy racional, tanto local como en la participación en las acciones nacionales, en Madrid y tal” [46].

Un sobreesfuerzo que, debido al resultado tan desesperanzador, supuso un punto de inflexión en el movimiento vecinal, no sólo en nuestra ciudad sino a nivel nacional. Podríamos hablar del desencanto, Ángel Ceballos lo ve así:
“a mediado de los años 80, sobre todo por el gran cataclismo que fue la OTAN… eso es un punto de inflexión en las ideas, en nosotros y yo creo que en el conjunto del país. Se notó mucho… los elementos más críticos han ido desapareciendo, ni siquiera en la marginación, la marginalidad tampoco nos encontramos con gente” [47] .

Pese al duro varapalo que supuso el masivo sí popular a la permanencia en la OTAN, la Federación se reafirmó en su antimilitarismo, asumiendo “como propios asuntos de tanto calado ideológico como la eliminación del servicio militar obligatorio y la insumisión” [48] .

EL REFERÉNDUM DE LA OTAN: ¿PSOE SÍ, AAVV NO?

Partimos del análisis efectuado de la situación previa por el pacifista Jesús Ojeda, líder de la asociación de Delicias:

  • “después de un movimiento radicalmente que curiosamente sostiene el que luego terminará siendo Secretario de la OTAN, que es Javier Solana, yo recuerdo haber estado con él, físicamente, a menos de un metro, defendiendo «No a la OTAN», pero no a la OTAN, radicalmente no a la OTAN y luego, en determinados mítines aquí en Valladolid y luego en mesas redondas, y yo recuerdo como fue cambiando esa posición a «de entrada no», «OTAN, de entrada no», para luego decir un sí como fue en el referéndum, ¿verdad? Como fue un «sí» radical, pero vamos, un sí real a la OTAN” [49].

Tomás Rodríguez Bolaños, alcalde de la ciudad en esos momentos, por el contrario defiende que “el Partido Socialista dijo: «OTAN, de entrada no» y se interpretó como un OTAN no. Yo no sé si había voluntad entonces, en el Partido Socialista, de decir no a la OTAN. Yo creo que el «de entrada» suponía un, «bueno, déjeme reflexionar» y cuando el Partido Socialista entra en el Gobierno, ya es el Gobierno el que se da cuenta que no puede estar fuera de la OTAN. Y es cuando el Partido Socialista se lanza a un Referéndum por el sí a la OTAN y es interpretado mal por la izquierda en general y el movimiento vecinal se lanza a la campaña por el no” [50] .

Una campaña que no enfrenta al PSOE contra el movimiento vecinal, sino al PSOE contra el movimiento ciudadano y a muchas directivas de asociaciones entre sí por la postura a tomar por la asociación. Así, frente a una imagen monolítica e interesada de unas asociaciones de vecinos controladas por la oposición al gobierno [51] , en especial el Partido Comunista de España (PCE), y que en bloque hicieron campaña contra la adhesión de España a la Alianza Atlántica, lo cierto es que la realidad ofrece otra imagen bien distinta. Así, cuando la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid decide centrarse en el tema de la paz y el desarme y consecuentemente con ello, ser parte activa del comité Anti-OTAN local [52] , las asociaciones de Belén y Ribera de Curtidores se oponen a este posicionamiento [53] .

Queda así manifiesto que no todas las asociaciones están de acuerdo y se entrecruzan las acusaciones de manipulación, al decirse que las que defienden el no están controladas por el PCE y las que defienden el sí por el PSOE. Obviando un análisis tan simplista, lo cierto es que hay asociaciones de vecinos que se sitúan inequívocamente por el no, como lo es la de Rondilla [54] y otras por el sí, pero también las hay divididas ante el tema, una división que también se vivió en el propio PSOE local, como nos relata la líder socialista local Dolores Valle:

  • “Pues yo lo… a título personal pues estuvimos mucho tiempo deba-tiéndonos personalmente con el tema porque yo, por ejemplo, no lo veía. No lo veía y no lo veía y me costaba tremendamente. Es más, en plan anecdótico, mi marido [Jesús Quijano [55] , por entonces Secretario Regional del PSOE] lo tenía mucho más claro, lo racionalizaba más: no hay otra opción si queremos estar en Europa […]. Pero fíjate, yo pues quizá tenía más reminiscencia un poco más pacifista o la OTAN me parecía que era entrar en un engranaje bélico, es decir: quizá yo no tenía las cosas tan claras. […] y yo me acuerdo de cruzarnos en el cuarto de baño, por las mañanas con el cepillo de dientes… y: «¡OTAN no! OTAN no». Al final es cierto que voté que sí. Al final me convencí, me convenció, me convencieron en general de que no podíamos quedarnos atrás y que había que dar ese… y era muy divertido cruzarse en el cuarto de baño, pero esos tres días antes del referéndum” [56].

El ejemplo paradigmático de la asociación dividida ante la postura a tomar será la de Las Delicias. Como cuenta Ojeda, el que algunos cargos de la junta directiva fueran a la vez cargos del Partido Socialista [57] supuso una situación “de esquizofrenia… porque era una división tan continua, y al final claro: ¿cuál es la postura de la Asociación Familiar Delicias? Terminábamos diciendo que había un colectivo de gente que entendíamos que había que ser coherente con lo que habíamos trabajado en la línea de no participar en las organizaciones militares internacionales, como una posición propia de nuestro país y como tal… y los que entendían que bueno, pues que el SOE había variado y había que intentar aproximarse a Europa y eso era el precio que íbamos a pagar para que en 1986 pudiéramos entrar en la Comunidad Económica Europea. Es un poco absurdo…” [58].

La tensión en la ciudad terminó cuando la consulta se llevó a cabo, con una amplia mayoría a favor de la integración en el bloque militar dirigido por EE.UU .y con la profecía del entonces presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, José Miguel Gutiérrez:
“el caudal de gente que dijo «no» a la OTAN es algo que no se puede perder, máxime cuando uno de los principales sectores es el juvenil. «Al PSOE le va a resultar difícil conseguir el voto de la juventud des-pués de la guarrada del referéndum»” [59].

CONCLUSIONES

A lo largo del presente artículo hemos analizado la participación del movimiento vecinal vallisoletano en la campaña nacional por la salida de la OTAN. Una campaña que abarca los primeros años de la década de los ochenta y que marcó profundamente no solamente al movimiento ciudadano sino a todos los movimientos sociales en general.

Antimilitarismo, pacifismo e interés vecinal se aunaron para lograr mantener una posición neutral de España en el marco internacional. Pese al fracaso final, son innegables los logros intermedios conseguidos, desde la supresión del Servicio Militar Obligatorio [60] a la salida de los cuarteles de los barrios de la ciudad [61] , que seguramente no hubieran sido posibles sin la colaboración vecinal.

Frente a las constantes acusaciones de sumisión a intereses políticos contra-rios al Gobierno -acusaciones que aparecieron ya con el régimen dictatorial-, el movimiento vecinal vallisoletano mostró un grado de autonomía y de capacidad de debate interno que ningún partido político ha logrado igualar.

De este modo, Valladolid, séptima ciudad de España en esos momentos, demostró ser una localidad pionera en la defensa de los intereses de sus barrios. Barrios que deben gran parte de lo que han logrado ser a sus asociaciones de vecinos.

BILIOGRAFÍA

Angulo, Javier, Municipio, elecciones y vecinos. Por unos Ayuntamientos democráticos. Madrid, Ediciones de La Torre, 1978.

Berriatua, Javier, Las asociaciones de vecinos. Madrid, Instituto de Estudios de Adminis-tración Local, 1977.

Borja, Jordi, Por unos municipios democráticos. Diez años de reflexión política y movimiento ciudadano. Madrid, Instituto de Estudios de Administración local, 1986.

Castells, Manuel, La ciudad y las masas. Sociología de los movimientos sociales urbanos. Madrid, Alianza, 1986.

Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, 25 Años haciendo ciudad 1980-2005. Valladolid, Federación de AAVV de Valladolid, 2005.

Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, Las Asociaciones de Vecinos, hoy. XIII Encuentro Estatal de Asociaciones de Vecinos. Valladolid: 5-6 junio 1982. Valladolid, Federación de AAVV de Valladolid, 1982.

Ibarra, Pedro; Tejerina, Benjamín, Los movimientos sociales. Transformaciones políticas y cambio cultural. Madrid, Editorial Trotta, 1988.

Tarrego, Marçal, Política urbana y luchas sociales. Barcelona, Editorial Avance, 1976.

FUENTES

Acta de la Asamblea Anual Ordinaria y Extraordinaria de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Valladolid. Archivo Federación de AAVV de Valladolid. Actas.

Asociación Familiar Rondilla. “OTAN: El triunfo de la muerte”. Boletín Informativo. Valla-dolid. 1981.

Benavides, Jorge. “El derecho a la ciudad en la sociedad de los TICs”. Diario de Cádiz. Miércoles 1 de octubre de 2008.

Delgado, Jesús. “La trastienda de la campaña”. El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 9 de marzo de 1986.

Delgado, Jesús. “La Coordinadora Anti-OTAN de Valladolid no generará una organización política estable”. El Norte de Castilla. Valladolid. Sábado 15 de marzo de 1986.

Valiño, Fernando. “La Federación de Vecinos busca presidente por la negativa de José Miguel Gutiérrez a seguir. La falta de relevo podría dar lugar a la desaparición de la entidad”. El Mundo. Valladolid. Sábado 18 de enero de 1992.

El Norte de Castilla. Valladolid. Miércoles 8 de julio de 1981. “Actos contra la entrada de España en la OTAN”

El Norte de Castilla. Valladolid. Jueves 18 de febrero de 1982. “Hoy, acto «por la paz, contra la guerra», en Rondilla”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Jueves 21 de julio de 1983. “Delicias pide la desmilitariza-ción de la explanada de Farnesio”.

El Norte de Castilla.Valladolid. Domingo 4 de diciembre de 1983. “Asamblea sobre los terrenos de Farnesio”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Domingo 14 de julio de 1985. “Firmas contra el paso de convoyes militares por Delicias”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 11 de marzo de 1977. “La comisión de Acción So-cial de las Delicias protesta por la detención de un objetor de conciencia”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 16 de setiembre de 1983. “Fiesta de las asociacio-nes de vecinos «por la paz»”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 11 de octubre de 1985. “Según la noticia publicada en un diario catalán. Valladolid, cuartel general de la OTAN en España”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Lunes 11 de noviembre de 1985. “Unas tres mil personas pidieron la salida de España de la OTAN”.

El Norte de Castilla. Valladolid. Lunes 27 de enero de 1986. “Sigue la guerra de declara-ciones entre Federación de Vecinos y PSOE”.

El Norte de Castilla. El Norte de Castilla. Valladolid. Martes 20 de noviembre de 1984. “Constituida la Mesa por el Referéndum sobre la OTAN”. p. 7.

El Norte de Castilla. El Norte de Castilla. Valladolid. Miércoles 28 de octubre de 1981.

“Rondilla pide a los diputados vallisoletanos que se opongan al ingreso de España en la OTAN”. p. 7.

Hoja del Lunes. Valladolid. 19 de noviembre de 1984. “La Victoria se unió ayer en una fiesta por la paz”. p. 5.

La Hora Leonesa. León. Domingo 15 de noviembre de 1981. “Asociaciones de Vecinos de Las Ventas, Trobajo del Cerecedo, Crucero-La Vega y Armunia, «Por la paz, el desarme y la libertad»”.

Libertad. Valladolid. 17 de mayo de 1978. “Zona Sur pide los terrenos de la Ribera de Castilla”. p. 4.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a José Centeno García. Valladolid. 20 de octubre de 2008.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 13 de octubre de 2009.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 5 de noviembre de 2009.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a José Miguel Gutiérrez de Diego. Valladolid. 12 de marzo de 2008.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a Ángel Ceballos Buendía. Valladolid. 3 de diciembre de 2008.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a Tomás Rodríguez Bolaños. Valladolid. 23 de noviembre de 2009.

Gonzalo, Constantino. Entrevista a Dolores Valle Martínez. Valladolid. 13 de octubre de 2009.


Ver en línea : El movimiento vecinal español frente a la OTAN. El caso de Valladolid


[1Tarrego, Marçal, Política urbana y luchas sociales. Barcelona, Editorial Avance, 1976, p. 5.

[2Ibíd., p. 5.

[3Borja, Jordi, Por unos municipios democráticos. Diez años de reflexión política y movimiento ciudadano. Madrid, Instituto de estudios de Administración local, 1986, p. 46.

[4Benavides, Jorge. “El derecho a la ciudad en la sociedad de los TICs”. Diario de Cádiz. Miércoles 1 de octubre de 2008.

[5Castells, Manuel, La ciudad y las masas. Sociología de los movimientos sociales urbanos. Madrid, Alianza, 1986, p. 299. El más prestigioso sociólogo español a nivel mundial estudió el movimiento vecinal madrileño. Conocedor de la mayoría de los movimientos urbanos del período, considera que ninguno llegó a los niveles de organización y movilización del español.

[6Borja, Por unos municipios democráticos. Diez años de reflexión política y movimiento ciudadano. p. 54.

[7Ibíd., p. 40.

[8Ibíd., p. 41.

[9Angulo, Javier, Municipio, elecciones y vecinos. Por unos Ayuntamientos democráticos. Madrid, Ediciones de La Torre. 1978, p. 156.

[10Ibarra, Pedro; Tejerina, Benjamín, Los movimientos sociales. Transformaciones políticas y cambio cultural. Madrid, Editorial Trotta, 1988, p. 12.

[11Berriatua, Javier. Las asociaciones de vecinos. Madrid, Instituto de Estudios de Administración Local, 1977, pp. 66-142.

[12Ibíd., p. 84.

[13Ibíd., p. 139.

[14Ibíd., p. 178.

[15Aunque también en la llamada Primera Guerra del Golfo, en 1991, que fue ampliamente respaldada por la opinión pública mundial, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid mostró su rechazo a la misma. Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, 25 Años haciendo ciudad 1980-2005. Valladolid, Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, 2005, p. 14.

[16El Norte de Castilla. Valladolid. Miércoles 8 de julio de 1981. “Actos contra la entrada de España en la O.T.A.N.” p. 6.

[17“Las Asociaciones de Vecinos de León consideramos que nadie puede inhibirse ante el aumento de la tensión mundial y la carrera armamentista con los que actualmente se enfrenta nuestra sociedad”. La Hora Leonesa. León. Domingo 15 de noviembre de 1981. “Asociaciones de Vecinos de Las Ventas, Trobajo del Cerecedo, Crucero-La Vega y Armunia, «Por la paz, el desarme y la libertad»”. p. 6.

[18Asociación Familiar Rondilla. “OTAN: El triunfo de la muerte”. [[Boletín Informativo

[19El Norte de Castilla. Valladolid. Jueves 18 de febrero de 1982. “Hoy, acto «por la paz, contra la guerra», en Rondilla”. p. 9.

[20“La decisión del Gobierno de UCD, finalmente consumada, de que España entre en la OTAN, representa un atentado a la posición mayoritaria que ha reclamado una y otra vez un Referéndum decisorio sobre esta medida. Los XIII Encuentros de Asociaciones de Vecinos del Estado Español reafirman su rechazo a dicha entrada, e invitan a todos los ciudadanos a que ejerciten una oposición firme contra la decisión que viene a hipotecar la soberanía y neutralidad de los pueblos del Estado Español, alterando desorbitadamente los presupuestos de defensa con grave desviación del gasto público hacia fines militares, socialmente improductivos, que reducen las asignaciones económicas para una política de vivienda, sanidad, enseñanza, obras públicas, pensiones, seguro de paro, etc. más acorde con los reales intereses de los ciudadanos, a la vez que nos coloca dentro del área de la guerra internacional”. Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid, Las Asociaciones de Vecinos, hoy. XIII Encuentro Estatal de Asociaciones de Vecinos. Valladolid: 5-6 junio 1982. Valladolid, Federación de AAVV de Valladolid, 1982, p. 10.

[21El Norte de Castilla. Valladolid. Jueves 21 de julio de 1983. “Delicias pide la desmilitarización de la explanada de Farnesio”. p. 5.

[22“Jesús Ojeda, presidente de la Asociación de Vecinos, afirmó ayer que existen una docena de voluntarios para llevar a cabo ese corte de circulación que se pretende hacer coincidir con el paso de un convoy militar”. El Norte de Castilla. Valladolid. Domingo 4 de diciembre de 1983. “Asamblea sobre los terrenos de Farnesio”. p. 6.

[23“La Asociación Familiar Delicias ha solicitado una entrevista al gobernador civil, Juan Eugenio Picón, para hacer entrega de los pliegos de firmas recogidas contra el paso de convoyes militares por el barrio. En el escrito, al que acompañan unas mil firmas, la Asociación Familiar recuerda que tras varias reuniones para solucionar el paso de los convoyes militares por Delicias, éstos siguen pasando «en horario indiscriminado, a cualquier hora del día o de la noche. Los vecinos protestan por las vibraciones que producen los convoyes...”. El Norte de Castilla. Valladolid. Domingo 14 de julio de 1985. “Firmas contra el paso de convoyes militares por Delicias”. p. 6.

[24También de uso militar serán en principio los terrenos que reclama la AVV de la Zona Sur, donde posteriormente se asentó la Real Sociedad Hípica. “La Asociación de Vecinos «Reina Juana» de la Zona Sur ha dirigido un escrito al Ayuntamiento en el que piden que los terrenos […], de propiedad municipal, sean destinados para dotación del barrio. La Asociación basa su escrito en que la concesión por treinta años a la Hípica ha caducado hace tiempo, por lo que los terrenos y las instalaciones pertenecen a todos los vallisoletanos”. Libertad. Valladolid. 17 de mayo de 1978. “Zona Sur pide los terrenos de la Ribera de Castilla”. p. 4.

[25Recordemos que hasta que no se apruebe la Prestación Social Sustitutoria, un servicio civil, de índole social y de doble duración al Servicio Militar Obligatorio, toda persona que no cumpliera con la mili era un insumiso, al no estar recogida legalmente la objeción de conciencia.

[26“…este Chuchi Ojeda había sido seminarista, se fue a Santo Toribio [parroquia de Delicias] a echar una mano… estaba especializado en ética de la paz, creamos un aula, para ser, lo que luego se llamó el servicio social sustitutorio… una guardería para las madres de niños pequeños, que pudiesen dejarlos una hora, dos horas por la mañana para poder ir a la compra”. Gonzalo, Constantino. Entrevista a José Centeno García. Valladolid. 20 de octubre de 2008.

[27Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 13 de octubre de 2009.

[28El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 11 de marzo de 1977. “La comisión de Acción Social de las Delicias protesta por la detención de un objetor de conciencia”. p. 4.

[29El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 16 de setiembre de 1983. “Fiesta de las asociaciones de vecinos «por la paz»”. p. 7.

[30Ya en los encuentros regionales declararon su oposición al peligro nuclear, exigiendo que tanto Valladolid como la Comunidad Autónoma, Castilla y León, estuvieran libre de toda experiencia nuclear.

[31Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid. 25 Años haciendo ciudad 1980-2005. p. 8.

[32“En la Asamblea de la Federación, celebrada al siguiente año, se constata que se ha puesto mucho énfasis en estas campañas, perjudicando el desarrollo de otras actividades, autocriticando el escaso funcionamiento de las comisiones de trabajo”. Ibíd., p. 9.

[33“Se dieron confluencia de acciones y de planteamientos comunes: la Asociación Familiar Delicias demandaba como zonas dotacionales los terrenos de los cuarteles de Farnesio y sus aledaños y el Movimiento antimilitarista de Valladolid reclamaba la ejecución del plan Meta (hacer salir los cuarteles de las ciudades). Así mismo se daba la oposición a la circulación de tanquetas en prácticas por las calles del barrio de Delicias. En el año 1985 se celebró en Valladolid el Día de las Fuerzas Armadas, por lo que se decidió colocarse delante de los tanques en el paseo Zorrilla e impedir el levantamiento de las medianas...”. Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 5 de noviembre de 2009.

[34Grupo de música de inspiración celta nacido en el barrio de Delicias siendo uno de los más importantes del país.

[35Gonzalo, Constantino. Entrevista a José Centeno García. Valladolid. 20 de octubre de 2008.

[36Gonzalo, Constantino. Entrevista a José Miguel Gutiérrez de Diego. Valladolid. 12 de marzo de 2008.

[37Hoja del Lunes. Valladolid. 19 de noviembre de 1984. “La Victoria se unió ayer en una fiesta por la paz”. p. 5.

[38El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 11 de octubre de 1985. “Según la noticia publicada en un diario catalán. Valladolid, cuartel general de la OTAN en España”. p. 7.

[39“«Otan no, bases fuera»; «La mili nos mata y la OTAN nos remata» y «Dinero para el paro, no para la OTAN» fueron las frases más coreadas por los manifestantes, entre los que había muy pocos políticos. Al final del recorrido, las tres mil personas aproximadamente se reunieron en círculo en la Plaza Mayor. Allí el muñeco que representaba un misil fue quemado [...]. Toda una parodia que a punto estuvo de estropearse por la lluvia. El chirimiri que caía, no obstante, permitió prender el misil, con los gritos de «la lluvia de Fraga no nos apaga», que decían los manifestantes”. El Norte de Castilla. Valladolid. Lunes 11 de noviembre de 1985. “Unas tres mil personas pidieron la salida de España de la OTAN”. p. 5.

[40“La asistencia a las convocatorias no superó en ningún caso las 500 personas. La lluvia fue, en la mayor parte de las ocasiones, la culpable de tan poca asistencia y la causa de que las pequeñas fiestas que se habían preparado al final del acto, como en Zamora, resultasen más un chaparrón que una fiesta”. Ibíd., p. 5.

[41Acta de la Asamblea Anual Ordinaria y Extraordinaria de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Valladolid. Archivo Federación de AAVV de Valladolid. Actas. p. 6.

[42Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid. 25 Años haciendo ciudad 1980-2005. p. 10.

[43Por Ángel Ceballos sabemos que la Plataforma de la que formaba parte reunió más de 2 millones de pesetas.

[44Delgado, Jesús. “La trastienda de la campaña”. El Norte de Castilla. Valladolid. Viernes 9 de marzo de 1986. p. 9.

[45Destacamos la pintada que mayor repercusión ha tenido en la ciudad, la del edificio Duque de Lerma, bloque en eterna construcción y actual rascacielos más alto de Castilla y León, que gracias a la imaginativa solución de combinar los huecos de las ventanas con pintura negra lució durante años un enorme «OTAN NO». “Participé indirectamente, en dos ocasiones se pintó 1984-1986, con un intermedio (el texto se cambió en «no al aborto» por un tiempo). Colaboré en la asamblea Anti-OTAN y conocí, eso se me dio a entender, a quienes desde las ventanas hicieron la pintada”. Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 5 de noviembre de 2009.

[46Gonzalo, Constantino. Entrevista a Ángel Ceballos Buendía. Valladolid. 3 de diciembre de 2008.

[47Ibíd.

[48Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid. 25 Años haciendo ciudad 1980-2005. p.16.

[49Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 5 de noviembre de 2009.

[50Gonzalo, Constantino. Entrevista a Tomás Rodríguez Bolaños. Valladolid. 23 de noviembre de 2009.

[51“... el Partido Socialista se muestre contrario a que los vecinos se pronuncien contra la OTAN y los militares: «Mientras que en 1981, cuando les interesaba y coincidían con nosotros, pedían nuestra participación en los actos de la gran campaña por la Paz y el Desarme celebrados en Madrid, ahora piden silencio y nos acusan de hacer política»”. El Norte de Castilla. Valladolid. Lunes 27 de enero de 1986. “Sigue la guerra de declaraciones entre Federación de Vecinos y PSOE”. p. 8.

[52“La Mesa Provincial por el Referéndum quedó constituida por dos miembros de las siguientes organizaciones: USO, Federación de Asociaciones de Vecinos, CC.OO., JOC, PCE y UJCE”. El Norte de Castilla. Valladolid. Martes 20 de noviembre de 1984. “Constituida la Mesa por el Referéndum sobre la OTAN”. p. 7.

[53Valiño, Fernando. “La Federación de Vecinos busca presidente por la negativa de José Miguel Gutiérrez a seguir. La falta de relevo podría dar lugar a la desaparición de la entidad”. El Mundo. Valladolid. Sábado 18 de enero de 1992. p. 5.

[54“La Asociación Familiar de Rondilla ha remitido sendos telegramas a los cinco diputados vallisoletanos, en los que pide [...] que se opongan al ingreso de España en la OTAN en los debates que, sobre este tema, se iniciaron ayer en el Congreso”. El Norte de Castilla. Valladolid. Miércoles 28 de octubre de 1981. “Rondilla pide a los diputados vallisoletanos que se opongan al ingreso de España en la O.T.A.N.”. p. 7.

[55“Recuerdo una mesa redonda con Jesús Quijano, que fue Secretario Regional del SOE, en Santo Toribio, en Delicias, recuerdo una mesa redonda con él, él defendiendo la posición de su partido, yo defendiendo la otra posición y claro, en una amistad que nos une a los dos, ver como gente había ido variando de una posición, si no antimilitarista, sí de reserva a lo que suponía la OTAN, a una posición de «bueno, no son tan malos, y no nos viene mal, porque nos abre las puertas a Europa»”. Gonzalo, Constantino. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 13 de octubre de 2009.

[56Gonzalo, Constantino. Entrevista a Dolores Valle Martínez. Valladolid. 13 de octubre de 2009.

[57“[…] a nivel privado estaban en contra de la OTAN, pero a nivel público, en las distintas charlas y sobre todo debates que llevamos a cabo, había que posicionarse en la línea que marcaba el partido”. Entrevista a Jesús Ojeda Guerrero. Valladolid. 13 de octubre de 2009.

[58Ibíd.

[59Delgado, Jesús. “La Coordinadora Anti-OTAN de Valladolid no generará una organización política estable”. El Norte de Castilla. Valladolid. Sábado 15 de marzo de 1986. p. 8.

[60Si bien es cierto que fue el Gobierno Aznar el que suspendió, que no eliminó, el Servicio Militar Obligatorio, no menos cierto es que esta medida respondía a la tremenda presión popular que hizo a la mili tan impopular. Cuando los movimientos sociales, entre los que debemos destacar con importancia al vecinal, consiguen que el número de objetores de conciencia -sin contar con los insumisos- supere con amplitud a los reclutas llamados a fila, no podemos por menos que declarar como electoralista la medida tomada por el Partido Popular.

[61En este caso la fuerte presión reivindicativa vecinal será la clave para la salida de las instalaciones militares de las ciudades. Significativamente, muchos de esas parcelas militares han servido para cubrir las necesidades crónicas de servicios para los barrios, como parques, escuelas o centros de atención médica.