Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > La Fiscalía exige al Ayuntamiento de Valladolid que pague ya 30.000 euros a (...)

Libertades públicas

La Fiscalía exige al Ayuntamiento de Valladolid que pague ya 30.000 euros a la CGT

EL TSJ condenó al Consistorio en el 2010 por disolver un acto del sindicato en el Campo Grande

Jueves 19 de abril de 2012 · 93 lecturas · rss article rubrique


La Fiscalía de la Comunidad Autónoma ha trasladado un escrito al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en el que solicita que se inste a la mayor brevedad a que el Ayuntamiento de Valladolid pague al sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) los 30.000 euros a los que fue condenado el Consistorio de la capital, por la actuación llevada a cabo por agentes de la Policía Municipal durante un acto promovido por esta organización contra el decreto de la reforma laboral del 2010. El Ayuntamiento, que preside Javier León de la Riva, fue condenado en una sentencia, de 1 de octubre del 2010, a abonar dicha cantidad por vulnerar el derecho constitucional de reunión y manifestación, como consecuencia de que los municipales desmantelaron dos tiendas de campaña y pancartas de miembros de este sindicato, que con anterioridad habían comunicado a la Subdelegación del Gobierno la celebración de dicho acto de protesta.

A pesar de que la sentencia por infracción de derechos fundamentales de la persona es firme desde junio del 2011 (con recurso al Supremo), el Ayuntamiento no ha abonado los 30.000 euros que por daños morales le impuso la Sala de lo Contencioso-administrativo.

Es por ello, que el pasado 3 de abril, el fiscal de la Comunidad Autónoma remitió un escrito al Alto Tribunal en el que solicita se proceda a la «ejecución inminente de la sentencia, dado el tiempo transcurrido». El abogado de la CGT solicitó semanas antes que los jueces ejecutasen la sentencia del 2010, para que el Consistorio pagase los 30.000 euros, así como los intereses por la decisión declarada ilegal por el TSJ.

Además de ese dinero, el Tribunal reconoció al sindicato el abono por parte municipal de otros 294 euros en concepto de pago por el enganche a la red eléctrica que realizó la CGT para la megafonía. Rechazó, sin embargo, el abono de otros 91 euros pagados por el alquiler de la furgoneta que se utilizó.

Informe que falsea lo ocurrido

Los hechos por los que fue condenado el Ayuntamiento de Valladolid se produjeron el 23 de septiembre del 2010, durante un acto convocado por la CGT en contra de la reforma laboral aprobada por el entonces Gobierno socialista.

Miembros del sindicato instalaron tiendas y pancartas cerca de la plaza de Colón, al final del paseo del Campo Grande, y en un momento dado varias dotaciones de la Policía Local se presentaron en el lugar desmantelando el denominado «campamento libertario». Los agentes denunciaron por ocupar el jardín público, por publicidad no autorizada y a dos vehículos estacionados en zona peatonal.

Aunque los abogados del Ayuntamiento argumentaron en el procedimiento judicial que la Policía Local «no impidió el ejercicio del derecho de reunión», y solo actuó ante «situaciones irregulares», los tres jueces del Tribunal Superior vieron claro que esta intervención vulneró el derecho constitucional de reunión y manifestación de una asociación lícita que comunicó por escrito dicho acto a la Subdelegación del Gobierno, dirigida entonces por Cecilio Vadillo. El Ayuntamiento esgrimió además que este órgano no le comunicó la petición del sindicato, y que para «las competencias locales el silencio administrativo no es positivo».

En su sentencia del 2010, los magistrados interpretaron que el derecho de reunión abarca también nuevas modalidades, como actos lúdicos, festivos y reivindicativos, amparando la acampada temporal.

«El sindicato actuó con una total corrección de cara a cumplir el requisito de comunicación previa a la Delegación del Gobierno», decía el fallo, que por el contrario reprochaba al jefe de la Policía Local, López de Haro, un informe que «falsea claramente lo ocurrido».

JPEG - 27.9 KB
Intervención de los agentes municipales en septiembre del 2010. Fotografía: El Norte de Castilla.

Fuente: Texto: J. Moreno, Fotografía, El Norte de Castilla, 19-04-2012.