Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Movilidad > "La semana de pasión... de los ciclistas"

¡El Ojo Crítico!

"La semana de pasión... de los ciclistas"

"De ese sucedido que nunca tuvo que suceder, sentí bochorno y vergüenza ajena: la Policía, aprovechando el semáforo rojo, bajó del furgón y detuvo la caravana de ciclistas"

Martes 10 de abril de 2012 · 398 lecturas · rss article rubrique


El Ojo Crítico, sección de sátira sociopolítica de la web de la Federación, abre el curso de 2012 con algo de retraso, pero «más vale que nunca sea tarde»... Aquí va la primera entrega:

"La semana de pasión... de los ciclistas"

Aunque no os lo creáis es cierto. Voy a explicarme.

Salgo por la tarde de mi casa con mi familia el viernes 6 de abril en un espacio de tiempo muy reducido me encuentro con dos escenas de "dolor".

La primera tuvo su escenario en la calle San Ildefonso en su entronque con el Paseo de Zorrilla. Mis ojos no daban crédito a lo que estaba viendo pero era cierto.

La Policía Nacional había detenido a una docena de ciclistas pertenecientes a buen seguro a la denominada "Masa Crítica", esa que lleva deambulando por las calles de Valladolid la friolera de diez años consecutivos y nunca ocultándose ya que todos los primeros viernes de cada mes, sin convocatoria previa, a las ocho de la tarde toma cuerpo en la plaza Mayor y hacen su recorrido por las calles de la ciudad con el objetivo de concienciar a la ciudadanía de que la bicicleta es un medio de transporte lúcido y saludable para la ciudad y para el cuerpo.

Y lo hacen siempre respetando las normas de circulación, los semáforos, etc.

De eso doy fe de ello porque he participado en ella muchas veces, incluso junto a mis hijas y nietos.

De ese sucedido que nunca tuvo que suceder, sentí bochorno y vergüenza ajena. La Policía, aprovechando el semáforo rojo, bajó del furgón y detuvo la caravana. No entendían como un grupo de ciudadanos, haciendo uso de sus derechos, montados en bici, discurrían por las calles de Valladolid sin aviso previo. ¿Acaso lo hacen los coches, cuando circulan en colas interminables, saturando y polucionando la ciudad?
El hecho no quedó sólo en la detención para informarse de "tal acontecimiento" sino que a muchos de ellos se les requirió la documentación.

Y lo curioso es que era la policía la que iba sin documentar. Este hecho queda acreditado porque un ciclista le requirió el número de plaza a quien le estaba tomando los datos y dijo que allí no la tenía. Sin palabras.

Por concluir, en Valladolid se "detiene" a los ciudadanos por ir en bici.

La foto da muestra del espectáculo que la policía montó ya que con la "detención" y requerimiento de documentación, uno de los dos carriles de esa concurrida calle estuvo cortado al tráfico.

Claro está que hay procesiones (ciclistas, mendigos, etc.) que no gustan a ciertos gobernantes, los mismo que, por el contrario, gozan, participan y se entremezclan en las procesiones religiosas (eso que España es un estado aconfesional), desfilando, con mucho boato y engalanadas, las representaciones del Ejercito, Guardia Civil, Policía Nacional y Municipal, en unos casos con bandas de música (himno nacional incluido) y, en otros, custodiando y escoltando imágenes.

Todo sucedió en la tarde del Viernes Santo. ¡Qué cruz!

Se adjuntan dos fotografías, una alusiva a la cofradía de los "bicicleteros" y, otra, un "paso" de los que procesionan en Semana Santa donde se muestra que, curiosamente, también los semáforos están de su parte, puesto que con su color verde no les prohíben circular como a los pobres "vagabundos de la bici".

Si esto sigue así, malos tiempos corren para la democracia.

Antonio Presa Antolínez
Asociación de Vecinos de Ribera de Curtidores