Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > La Federación > "Eclosión 1977-1980: Nace la Federación de Asociaciones de Vecinos"

Historia de la Federación

"Eclosión 1977-1980: Nace la Federación de Asociaciones de Vecinos"

Capítulo 4.3.1 de la Tesis Doctoral de Constantino Gonzalo Morell, «Movimiento vecinal y cultura política democrática en Castilla y León. El caso de Valladolid (1964 - 1986)»

Sábado 1ro de octubre de 2011 · 186 lecturas · rss article rubrique


4.3. Eclosión, 1977-1980.

4.3.1. Nace la Federación de AAVV.

Como explicaban desde la CAVE, las federaciones son organizaciones constituidas por AAVV de una misma ciudad, creadas para afrontar los problemas globales de la misma. Sus funciones deben ser apoyar y solidarizarse con los problemas de los barrios, reivindicados por las asociaciones. Informar y asesorar a las. Potenciar las relaciones entre AAVV, posibilitando el intercambio de experiencias. Además, las federaciones son un instrumento dinamizador y “crítico de la ciudad”, que coordina las reivindicaciones de diferentes barrios, “propiciando la democracia y creando conciencia solidaria. Las Federaciones son un importante logro político de las AAVV”. Cuando se escribía esto, hacia 1997, existían más de cien federaciones de vecinos a lo largo del territorio español [1].

Disuelta la Coordinadora Interbarrios por los recelos de muchas asociaciones a ceder parte de poder a una entidad común, la asociación de Rondilla será, con Delicias [2], la única que continúe con el proyecto de una organización que aglutinara al movimiento vecinal vallisoletano.

Así podemos entender que en la asamblea general de la asociación del 28 de enero de 1979 se aprobara la puesta en contacto con otras asociaciones familiares para la creación de una Federación de Asociaciones de Vecinos [3]. La asamblea del barrio de Rondilla daba validez a los encuentros con asociaciones como las de Girón, Pilarica, Delicias, Zona Sur o San Andrés que se habían reunido unos días antes para tratar el mismo tema. Además y por primera vez, se trataba con una asociación de un pueblo, la de Tudela de Duero, que daría un empaque provincial a la empresa. Todas están de acuerdo en que, “pese a que la experiencia de la Coordinadora Interbarrios no fue positiva se piensa que la Federación, al ser un órgano superior a la simple unión de asociaciones, puede servir perfectamente para defender los intereses comunes de los barrios de Valladolid y luchar por resolver sus problemas”.

Las reuniones entre asociaciones se suceden, a la par que las asambleas de las mismas que van aceptando los acuerdos establecidos, de modo que a fines de ese mismo mes se trabaja ya con los estatutos que se presentarán al Gobierno Civil [4].

El 22 de febrero de 1980 –el 24 de febrero de 1970 aparece en la ciudad el movimiento vecinal con la asociación de la Rondilla-las asociaciones de vecinos de Huerta del Rey, Belén, San Andrés, La Victoria [5], La Cañada, San Pedro Regalado, Delicias [6], Zona Sur, Girón y Pajarillos y las asociaciones familiares de Rondilla y Pilarica aprueban los estatutos que ponen finalmente en funcionamiento la Federación vallisoletana, que se denomina formalmente como Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Valladolid «Antonio Machado» [7]. El nombre del poeta tiene tres explicaciones claras. La primera, la necesidad legal de tener un nombre propio, que huyendo del santoral, fuera representativo. La segunda, la reivindicación – tan de la época-de figuras denostadas por la dictadura y la tercera es que, según Juan Cornejo, “alguien recordó, analizando la trayectoria de tantos años de coordinación entre los barrios de la ciudad, la voz del poeta de que «se hace camino al andar»” [8].

Continuando con la dinámica seguida por la Coordinadora de Asociaciones y en respuesta a la constitución de los nuevos consistorios democráticos en 1979, “el movimiento ciudadano precisó contar con un órgano unitario y representativo para ser aceptado como interlocutor válido por el Ayuntamiento y tener una presencia pública definida y reconocida” [9] .

Una Federación que celebra en abril su primera asamblea, comenzando a trabajar sobre los principales temas que afectaban a la ciudad: el PGOU, las viviendas sociales, cómo articular la participación ciudadana, la Ley de Régimen Local, el Consejo Municipal de Enseñanza, la participación en la Fundación Municipal de Deportes y en la Comisión Liquidadora de Autobuses Carrión [10].

La estructura de la nueva organización vecinal contará con un organigrama dividido en asamblea general, Junta Directiva, comité ejecutivo, grupos o comisiones de trabajo y los representantes en consejos, fundaciones y empresas municipales [11] .

El máximo órgano será la asamblea, que se convoca al menos una vez al año y que debe aprobar el programa de trabajo de la Federación, estando compuesta por dos miembros por asociación, al que hay que sumar otro más por cada cincuenta asociados [12] .

La Junta Directiva se reunirá al menos una vez al mes y trabajará sobre lo que proponga el comité ejecutivo, los grupos de trabajo o la asamblea general.
El comité ejecutivo, está compuesto a su vez por miembros de la junta pero que se reúnen semanalmente. Se encarga de poner en marcha los proyectos aprobados en la asamblea y por la Junta Directiva, de la que depende a todos los efectos, “en todas las cuestiones de cualquier tipo y características que se presenten en la vida diaria de la ciudad o el país”. Lo que refuerza la idea de huir del localismo atribuido al movimiento vecinal. El comité ejecutivo es elegido por la Junta Directiva, formada a su vez por los dos representantes elegidos por cada asociación federada [13] .
Por último, tanto los grupos de trabajo como los representantes se ocupan de áreas concretas y específicas, informando mensualmente de sus actividades a la Junta Directiva, de la que dependen directamente [14].

Con el tiempo y con la práctica, comité y Junta Directiva serán un solo organismo, la Junta Directiva.

En cuanto a estructura querríamos destacar únicamente el artículo 8 de los estatutos de la Federación, por la importancia que tendrá para la conformación de la misma. Según éste, “podrán ser miembros de la Federación, todas las Asociaciones de Vecinos de Valladolid y provincia que lo soliciten y estén legalmente reconocidas. Siempre que el ámbito territorial de la Asociación solicitante no coincida en todo o en parte con el de otra ya federada” [15].

Este artículo consagra el principio de un barrio, una asociación de vecinos. Aunque pueda parecer un tanto draconiano, su sentido es preservar la fuerza del movimiento ciudadano, intentado que nuevas asociaciones paralelas no robaran protagonismo a las históricas. Al fin y al cabo se trataba de cerrar el paso a asociaciones que no trabajaran por los intereses del barrio sino que respondieran a consignas políticas. Así se interpretó cuando en 1983, la AVV «El Páramo» solicitó su ingreso,

“cuyo representante mantuvo un pequeño, pero coloquial «careo» con el de Pajarillos, que vetaba la entrada de esta Asociación por entender que los límites que había marcado se encontraban dentro del contorno de Pajarillos” [16] .

La asociación «El Páramo» nace tres años después de que aparezca « La Unión», que según José Miguel Gutiérrez, propone por escrito una solución al problema: disolver ambas asociaciones y sus juntas directivas creando una nueva asociación que englobe a ambas, representando de una forma unitaria a todo el barrio y no a sólo una zona de él. La respuesta será negativa, aduciendo que de hacer esto se perdería una de las dos subvenciones municipales [17].

En 1983 la asamblea admitió nuevos socios y fijó la cuota anual por asociación en 200 pesetas anuales [18]. El primer presidente de la organización supravecinal será Juan Cornejo. Se incorporan como nuevos miembros de la Federación las Asociaciones de Vecinos de la Overuela, Las Flores, San Nicolás y Torrelago (pueblo del alfoz) [19].En 1985 la AVV de Ribera de Curtidores [20], del centro de la ciudad y en 1986 la Asociación de Vecinos de Santo Tomás, de Medina del Campo [21].

El papel desempeñado por la Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid desde su aparición en 1980 será el de coordinación de las asociaciones de la ciudad, intentando ampliar las miras, a veces demasiado pegadas al barrio de las mismas. Con la Federación nacerá por fin una idea colectiva de ciudad, siendo un órgano y un foro para la discusión entre asociaciones, pues no podemos olvidar que en ocasiones, lo que era bueno para un barrio, no lo era para el vecino. De este modo las asociaciones han tenido una única voz frente a las Administraciones en temas vitales para la ciudad, desde el problema de la droga a los planes de soterramiento del ferrocarril. Además y como otro aspecto positivo a destacar ha sido la constante preocupación de la Federación por formar a los directivos de las distintas asociaciones, además de asesorarlos en temas tan vitales para ellos como en la gestión o en la solicitud de ayudas públicas. En el plano negativo, cabría destacar el problema de toda entidad supraasociativa, la falta de representatividad. La Federación no es una asociación, ni tiene el respaldo de un barrio detrás y muchas veces se ha visto sola en la defensa de temas como el Macrocentro de la Cruz Roja, que supuso el enfrentamiento de varias asociaciones miembros.

Constantino Gonzalo Morell


Ver en línea : Publicación «Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid: 25 años haciendo ciudad: 1980-2005»


Las citas se corresponden con las números 998 a 1018 del documento completo de la Tesis.

Fuente: Texto: Constantino Gonzalo Morell, Tesis Doctoral «Movimiento vecinal y cultura política democrática en Castilla y León. El caso de Valladolid (1964-1986)», dirigida con el Dr. Pedro Carasa Soto, págs. 236-240, 2011.


[1Confederación de Asociaciones de Vecinos del Estado Español, Escrito al Parlamento Europeo, 1997, pág. 6.

[2“Ocupo algunos cargos de representación, de vicepresidencia, de secretaría y a la vez estamos impulsando una Federación de AAVV, más la figura de algunos personajes importantes, como es Millán y otras personas, que tienen la clarividencia y la originalidad siempre en su boca, de qué cosas se pueden hacer y coordinar a nivel de Valladolid”. Entrevista a Jesús Ojeda citada.

[3AAVR, “Actas de la Asociación, 1971-1978”, pág. 6.

[4“Posible creación de una Federación de Asociaciones”, El Norte de Castilla, miércoles 17 de enero de 1979, Valladolid, 1979, pág. 7.

[5“Sí, yo rápidamente entré en la delegación que mandaban de mi barrio a la Federación, consideraron que estuviese y participé ampliamente en el movimiento vecinal. Yo creo que el movimiento vecinal, tanto en mi barrio como en la Federación, entonces era bastante fácil. Bastante fácil por una razón, es decir, por desgracia había un problema de partida y es que donde vivieses tenías dotaciones o no tenías dotaciones y entonces, claro, era muy fácil revindicar”. Entrevista a Javier Gutiérrez citada.

[6La Asociación Familiar de las Delicias será la segunda asociación, detrás de la Rondilla, en formar parte de la Federación de AAVV. Su Junta Directiva elegirá a diez personas, ocho como compromisarios para la asamblea general de la Federación y dos para la junta directiva de la misma. “La Asociación Familiar de Delicias renovó su Junta Directiva. Acuerdo para unirse a la Federación de Asociaciones”, Hoja del Lunes, 4 de febrero de 1980, Asociación de la Prensa, Valladolid, 1980, pág. 5.

[7Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, 25 Años. O.c., pág. 11.

[8Ibid., pág. 26.

[9Ibid., pág. 11.

[10VALIÑO, Fernando, “La Federación Vecinal busca presidente por la negativa de José Miguel Gutiérrez a seguir. La falta de relevo podría dar lugar a la desaparición de la entidad”, El Mundo, sábado 18 de enero de 1992, Valladolid, 1992, pág. 5.

[11Se trata de los consejos municipales de Enseñanza, Sanidad, Deportes, Cultura y las empresas de transporte AUVASA y ASVA, en los que la Federación está presente desde 1982. Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, 25 Años. O.c., pág. 7.

[12“En Junio se celebrará un encuentro estatal de Federaciones de Asociaciones de Vecinos”, Hoja del Lunes, 15 de mazo de 1982, Asociación de la Prensa, Valladolid, 1982, pág. 5.

[13L.A.L, “No se aceptó la incorporación de «El Páramo» de San Isidro. Cuatro nuevas asociaciones de vecinos forman parte de la Federación”, Hoja del Lunes, 28 de febrero de 1983, Asociación de la Prensa, Valladolid, 1983, pág. 7.

[14AFAAVV, Actas, “Acta de la Asamblea de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos «Antonio Machado»”, pág. 4.

[15AFAAVV, “Estatutos de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Valladolid”, pág. 1.

[16L.A.L, “No se aceptó la incorporación de «El Páramo» de San Isidro. Cuatro nuevas asociaciones de vecinos forman parte de la Federación”, Hoja del Lunes, 28 de febrero de 1983, Asociación de la Prensa, Valladolid, 1983, pág. 7.

[17Entrevista a José Miguel Gutiérrez citada.

[18En 1992 serán de 7000 pesetas más un 2% de las subvenciones que recibiera la asociación. Valiño, Fernando, “La Federación Vecinal busca presidente por la negativa de José Miguel Gutiérrez a seguir. La falta de relevo podría dar lugar a la desaparición de la entidad”, El Mundo, sábado 18 de enero de 1992, Valladolid, 1992, pág. 5.

[19Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid, 25 Años. O.c., pág. 8.

[20Ibid., pág. 9.

[21Ibid., pág. 10.