Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Participación ciudadana > Carta Ciudadana 2011-2015: 100 propuestas para un "Pacto por la (...)

Elecciones municipales 2011

Carta Ciudadana 2011-2015: 100 propuestas para un "Pacto por la Participación de la Ciudadanía en el Gobierno de la Ciudad de Valladolid"

Texto completo de la Carta Ciudadana propuesta a los partidos políticos que concurren a las elecciones municipales de 2011

Martes 17 de mayo de 2011 · 551 lecturas · rss article rubrique


CARTA CIUDADANA 2011-2015

Pacto por la Participación de la Ciudadanía en el Gobierno de la Ciudad de Valladolid

Desde los años de sus respectivas fundaciones, las Asociaciones de Vecinos hemos venido formulando múltiples propuestas y planteando infinidad de iniciativas que, juntas, configuran el modelo preciso de las ciudades que queremos, que están aún muy lejos de la realidad actual de las mismas. En cada tiempo, según los problemas sociales que tuvimos que afrontar, elaboramos propuestas para encararlos. Cada tiempo nos trajo retos inéditos, que hubimos de analizar para comprenderlos y así proponer y asumir sus soluciones.

El modelo de desarrollo al uso se ha revelado como el origen de nuevos, graves y crecientes problemas: el constante incremento de la necesidad de desplazamientos y de uso del vehículo privado conlleva altos costes ambientales (de consumos de suelo, energía, mayor coste en el tratamiento de residuos sólidos urbanos, depuración de aguas, infraestructuras, etc.) y un evidente deterioro medioambiental, que amenaza el equilibrio ecológico y, a la postre, la calidad de vida de los ciudadanos.

La ciudad es la gente, ciudadanos y ciudadanas que habitan un mismo espacio territorial, plural y diverso. Las Asociaciones de Vecinos entendemos que los grandes debates y estrategias urbanas deben ser fruto de construcción cotidiana, partiendo siempre de las demandas y necesidades colectivas expresadas por la ciudadanía. Las Asociaciones de Vecinos queremos situar a los ciudadanos y su plural calidad de vida en el centro de todas las decisiones y cooperar en la renovación de la democracia desde una ciudadanía activa que construye su ciudad directamente, con otros ciudadanos y organizaciones asociativas, y en contacto con las diferentes administraciones públicas para el mutuo intercambio de pareceres, prioridades y soluciones. La ciudad que queremos ha ser humana, solidaria, vertebrada y segura, los ciudadanos puedan participar y sentirse como tales, donde tengan más cerca una administración sensible, donde perciban que la calidad de vida no consiste en consumir más, sino en compartir colectivamente mayores cotas de bienestar y de mejora de la convivencia y sociabilidad, usando los recursos disponibles racionalmente, como fórmula para garantizar a las generaciones futuras un marco de ciudades habitables.

Queremos PARTICIPAR sin la necesidad de defender con una energía desproporcionada este derecho, y queremos que se nos tenga en cuenta para configurar un modelo de ciudad de todos y para todos. Por ello hemos trabajado, trabajamos y seguiremos trabajando; y, como ciudadanos organizados, queremos participar de forma activa en la construcción democrática de nuestra ciudad, para que la colaboración ciudadana sea efectiva y no solo sobre papel, es decir, queremos que las administraciones faciliten la participación política, económica, social y cultural de los ciudadanos, y que, a través de la participación real y activa, se nos permita proponer iniciativas, peticiones y quejas. Queremos colaborar para que aquellos ciudadanos y barrios que no han llegado todavía a alcanzar estándares mínimos de calidad de vida, logren ser ciudadanos de pleno derecho y barrios plenamente integrados en el desarrollo equilibrado de la ciudad. Aunque nuestra filosofía vital esté en aspirar a máximos, que no nos conformamos con mínimos.

Es claro que en democracia los concejales, como los diputados, senadores, y procuradores, los elige el pueblo democráticamente. Por lo tanto sólo hay un gobierno, el elegido por todos los vecinos de Valladolid y, por lo tanto, no caben gobiernos paralelos ni lobbies que dirijan las instituciones al margen de aquéllos.
Sin embargo, también debe constatarse la existencia de colectivos organizados que quieren participar en la vida diaria del municipio. Desde la convicción de que una de las mayores garantías para el desarrollo democrático es la participación política, económica, cultural y social de la ciudadanía. El acceder a la toma de decisiones y participar en el día a día del gobierno de la ciudad plantea nuevas exigencias tanto para los partidos, que gobiernan por mandato popular, como para la ciudadanía, que delega temporalmente el ejercicio del poder a los partidos. Las personas tienen derecho a participar para procurar su bienestar y el bien común, fin último de la acción política.

El convencimiento de que esto es posible, ante la convocatoria de elecciones municipales en mayo de 2011, llevaría a la FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE VECINOS DE VALLADOLID y a la CANDIDATURA ELECTORAL DEL PARTIDO QUE LO ACEPTE a firmar el siguiente

PACTO POR LA PARTICIPACIÓN DE LA CIUDADANÍA EN EL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE VALLADOLID

Primero

El Pacto tiene una vigencia de cuatro años a contar desde la toma de posesión del Ayuntamiento saliente de las elecciones municipales de mayo de 2011 hasta la finalización de su mandato en 2015.

Segundo

Es principio esencial el acercamiento de los programas y gestión del equipo de gobierno municipal a los ciudadanos, promocionando el debate y la elaboración de propuestas que de éstos emanen.

A tal fin se adoptarán las siguientes medidas:

1. Los documentos de los expedientes en exposición pública de interés general se publicarán completos en la página web del Ayuntamiento para facilitar a todos los vecinos su estudio sin sujeción a los horarios de consulta de las dependencias municipales. En el supuesto de que en algún caso no fuera posible, se remitirá una copia del expediente a la Federación de Asociaciones de Vecinos que la tendrá a disposición de los vecinos y Asociaciones en sus horarios de apertura.

2. Los reglamentos, planes generales y sectoriales, creación de órganos de participación y, en general, cualquier regulación municipal de interés general para los vecinos, previo a su aprobación por el órgano municipal correspondiente, deberá ser remitido a la Federación de Asociaciones de Vecinos, a efecto de realizar, en su caso, las aportaciones pertinentes que mejoren su contenido.

3. En la resolución de los expedientes sometidos a información pública o en los que hayan participado vecinos o entidades en su elaboración con alguna aportación, se hará constar los motivos por los que se admiten o no las aportaciones, dándose traslado de inmediato de los mismos de a los vecinos o entidades personadas.

4. Con periodicidad semestral o menor, si el asunto o asuntos a debatir son de urgente tratamiento, la concejalía de participación ciudadana convocará una reunión con la Federación Vecinal con la pretensión de servir de cauce de contacto permanente en ambos sentidos de la marcha de las cosas públicas en la ciudad.

5. Se implantarán los consejos municipales y de barrio o distrito, dotándoles de capacidad de proponer iniciativas y contenidos, con reuniones periódicas conforme a su regulación específica, con envío previo de documentación, cauce de aportaciones o de mera recepción de actuaciones realizadas.

6. Promoción de la participación real de los vecinos, tendiendo a que las reuniones de órganos o con administraciones se produzcan fuera del horario laboral habitual de aquéllos.

7. Utilización de nuevas tecnologías para acercar los acuerdos y actos de los órganos de gobierno a los ciudadanos.

8. Recuperación de los horarios de tardes para la celebración de las sesiones plenarias, al objeto de facilitar la presencia de organizaciones y vecinos interesados en su seguimiento.

Tercero

Debe eliminarse de la práctica municipal el desprecio verbal de actuaciones legítimas realizadas por entidades ciudadanas o por administraciones municipales. Hacer aportaciones, interponer un recurso, etc., son derechos básicos de los vecinos derivados del estado de Derecho. Y ejercitar el poder otorgado por los ciudadanos, derecho básico de los gobernantes.

A tal fin:

1. Se eliminarán las declaraciones o manifestaciones de desprecio a actuaciones de entidades sociales y expresiones malsonantes. Del mismo modo, las tomas de postura de la Federación evitarán calificaciones despreciativas. Ello no significa que no se aporten los planteamientos propios o que no se haga ver los errores de la posición contraria.

2. Ante la posibilidad de que se pueda producir una confrontación judicial, tanto la Federación como la Administración municipal desarrollarán las acciones necesarias para acercar posturas que eviten litigios y articularán medios de mediación, conciliación o arbitraje a estos efectos.

3. La racionalidad debe impregnar las actuaciones ante los tribunales, de tal forma de que por ambas partes no se mantendrán posiciones irracionales o recursos que no tengan viabilidad de prosperar.

Cuarto

Debe reconocerse a la Federación de Asociaciones de Vecinos el trabajo que diariamente realiza para la mejora de la ciudad y en pro de la legalidad de las actuaciones municipales; su esfuerzo para intentar ser referente de participación ciudadana en los asuntos municipales mediante sus intervenciones activas en los distintos foros municipales de participación (Consejo Social de la Ciudad, Plenos y Comisiones del Ayuntamiento, consejos municipales sectoriales y exposiciones públicas de asuntos de interés general).

A tal fin:

1. Se retomará el contenido económico del convenio suscrito con el Ayuntamiento para poder otorgar una base económica estable que facilite la labor de la Federación.

Quinto

Debe desarrollarse la idea de gobernar por consenso, acercando posturas entre el gobierno, la oposición y los movimientos ciudadanos.

Sexto

Independientemente de que el partido que suscribe se sitúe en el gobierno o en la oposición del Ayuntamiento, se compromete a hacer un seguimiento con una periodicidad anual del presente pacto, tanto en sus cuestiones genéricas como en sus peticiones concretas. Se elaborará un comunicado anual conjunto de las conclusiones de este seguimiento, que se dirigirá a valorar las actuaciones que el partido firmante ha realizado en su posición de gobierno u oposición para la puesta en marcha y desarrollo de los objetivos y acciones del presente pacto.

Séptimo

Serán OBJETIVOS A DESARROLLAR EN EL ÁMBITO MUNICIPAL PARA EL CUATRIENIO 2011-2015:

A) ESTRATÉGICOS.

La vertebración que queremos, se asienta en una red de ciudadanos y asociaciones cívicas que participe en todos los ámbitos de la gestión cotidiana de lo público. El reparto de infraestructuras sociales, culturales y de servicios básicos, y la accesibilidad a los mismos, contribuye a equilibrar la ciudad y, por ende, la calidad de vida de sus habitantes.

Y, dada la situación de dificultades económicas por el que están pasando los vecinos, por encima de cualquier decisión económica o de inversión debe hacerse un esfuerzo solidario de solución de los problemas de muchas familias:

1. Crear un órgano supramunicipal que impulse y cree el “área de interés de Valladolid y su entorno de influencia”.

2. Promover actuaciones que tiendan al asentamiento y crecimiento poblacional en Valladolid.

3. Priorizar la atención a la ciudad ya existente, realizando actuaciones de rehabilitación antes de promover nuevas ocupaciones de suelo. Modelo de desarrollo urbanístico desde la perspectiva del crecimiento inteligente, orientado a un modelo de ciudad equilibrado, en el que prime la compactibilidad.

4. Promediar por todos los barrios las “infraestructuras de ciudad” (auditorios, edificios administrativos de las administraciones públicas, etc.) y las dotaciones sociales. Un ejemplo, la ubicación de un complejo polideportivo de urbe en la “zona Este de la ciudad”.

5. Fomentar el desarrollo y modernización del pequeño y mediano comercio con criterios de innovación y especialización, integrado en cada barrio, facilitando la reducción de desplazamientos.

6. Obtener recursos de otras administraciones nacionales e internacionales para el desarrollo de acciones de promoción económica y empleo. El gasto público se realizará bajo el principio de austeridad.

7. Desarrollar actuaciones para que la calidad del aire de la ciudad mejore. Exigir que el crecimiento de la ciudad y su actividad económica sean respetuosos con el medio ambiente. Primar contrataciones públicas municipales respetuosas con el medio ambiente y creadoras de empleo laboral estable.

8. Crear distritos como áreas territoriales de actuación y participación administrativa y política.

9. Crear las zonas de actividad logística (ZAL) en Valladolid con su área de influencia.

10. Potenciar el liderazgo social y autonómico de Valladolid.

11. Apostar fuertemente por el desarrollo económico de Valladolid y su área con nuevas alternativas basadas en la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+I).

B) INFRAESTRUCTURAS.

Todo crecimiento supone una infraestructura apropiada. Esta gran responsabilidad reposa tradicionalmente en los poderes locales que proporcionan en gran parte las infraestructuras indispensables en la vida de un territorio urbano.

12. Exigir la absoluta transparencia en todos los procedimientos urbanísticos y en especial los ligados al soterramiento del ferrocarril, permitiendo a la ciudadanía el acceso a la información y a la participación.

13. Potenciar el aeropuerto de Villanubla como principal aeropuerto de la región, consolidando y fortaleciendo los destinos nacionales e internacionales del mismo.

14. Finalizar la red de las infraestructuras de transporte a otras capitales de la Comunidad limítrofes con Valladolid por autovía: León y Soria.

15. Promover proyectos de desarrollo industrial y de creación de suelo para hacerlo posible.

C) MOVILIDAD

Hay ciudadanos que por su condición de niños, ancianos, mujeres, disminuidos físicos y/o psíquicos…, al margen de su posición social, cuentan con mayores dificultades para ejercer su derecho al uso y disfrute de los espacios públicos.

Estas personas encuentran desde siempre y, en mayor medida en la actualidad, unos impedimentos físicos y sensoriales que les impide el uso racional de dichos espacios bien sean parques, viales, aceras, edificios, etc. En unos casos es el mobiliario urbano descontrolado, en otros la falta de accesibilidad, cuando no los ruidos, el tráfico, etc.

16. Crear el «anillo verde» para peatones y ciclistas que permita conectar los barrios y rodear la ciudad consolidada.

17. Aumentar la velocidad comercial de los autobuses públicos, mejora de las frecuencias y creación de carriles preferenciales y exclusivos. Prioridad del transporte público como concreción del derecho a la movilidad para todos. Establecimiento de protección a colectivos en dificultades: bonobús social.

18. Suprimir las barreras arquitectónicas en los accesos a organismos o locales de uso público.

19. Incrementar las zonas estanciales: calles peatonales, ensanche de aceras, rebaje de bordillos, recuperación de espacios degradados y residuales.

20. Impulsar el uso de la bicicleta y los desplazamientos a pie. Ampliación de la red de carriles bici, con continuidad. Servicio municipal de bicicletas controlado y que dé servicio real.

21. Establecer los aparcamientos en el casco urbano solamente para residentes, y rotatorios en la periferia, conexionados con el transporte público, así como la gratuidad de ese servicio en los centros hospitalarios.

22. Reducir la velocidad máxima en zonas residenciales a 30 kilómetros por hora como lo determina la nueva normativa de la Seguridad Vial.

23. Promover la participación de las asociaciones cívicas de la zona en la elaboración y seguimiento de los proyectos de urbanización.

24. Recuperar paulatinamente el tranvía como medio de transporte público. Estudiar la posibilidad de implantación de cercanías ferroviario.

25. Potenciar medios de transporte colectivo en desplazamientos laborales o a centros educativos.

26. Disminuir la intensidad media diaria de la movilidad de los vehículos privados en la ciudad en un 30% en el centro urbano y un 10% en el resto de vías.

27. Mejorar la comunicación del aeropuerto con la ciudad mediante transporte colectivo.

28. Promover un equilibrio espacial de todos los medios de desplazamiento (peatonal y rodado, bicicleta y motorizado), asignándose a este último una superficie de uso limitada al 50% del total, sin excepciones.

29. Incrementar la franja horaria del servicio de los autobuses urbanos (comienzo media hora antes).

D) URBANISMO Y VIVIENDA.

Es esencial recuperar la función social y equilibradora del suelo. Debe apostarse decididamente por la recuperación de la ciudad existente y por romper los esquemas desarrollistas que atentan claramente contra la sostenibilidad urbana. Hay que garantizar efectivamente el derecho a la vivienda de los vecinos, disponiendo por barrios una oferta diversificada de tipologías y superficies y, sobre todo, una oferta en alquiler suficiente directa y otra en convenio con las diferentes administraciones públicas.

30. Recuperar la función social del urbanismo y de la vivienda.

31. Destinar anualmente de modo mayoritario la venta de Patrimonio Municipal del Suelo a posibilitar el incremento de la construcción de viviendas de protección pública y a la rehabilitación de los barrios consolidados.

32. Promover programas de mejoras en viviendas individuales, bloques y manzanas completas, deterioradas y situadas en el ámbito de la ciudad consolidada. Mantenimiento de la actividad constructiva con esas nuevas actividades en sustitución de las destinadas a la expansión de la ciudad.

33. Promover programas de esponjamiento en barrios altamente densificados, creando espacios libres abiertos, evitando la especulación y proponiendo alternativas que tengan por objeto mantener a los vecinos residentes.

34. Actuar activamente para reducir el número de viviendas vacías con el objeto de que salgan al mercado en alquiler o en venta, penalizándolas económicamente en caso contrario.

35. Potenciar la constitución de cooperativas sociales de base para la construcción de viviendas. Atribuir suelo público en al menos un 50% a entidades interesadas en la construcción de viviendas sin ánimo de lucro.

36. Ejercicio siempre del derecho de tanteo y retracto en la venta de viviendas de protección.

37. Construir un 50% de vivienda de protección pública, en todas sus variedades de sus regímenes (general, especial, joven, etc.) en los terrenos liberados tras el soterramiento del ferrocarril. Estas viviendas serán tanto en venta como en alquiler.

38. Reducir la carga impositiva (IBI, agua...) a sectores desfavorecidos: familias preceptoras de pensiones de jubilación, invalidez, desempleo o salarios inferiores al doble del SMI.

39. Modificación del Plan General de Ordenación Urbana para ordenar y acotar el crecimiento de la ciudad, fomentar la rehabilitación del patrimonio existente en nuestros barrios, proteger los suelos y la biodiversidad y favorecer la cohesión social y el acceso a la vivienda. Un objetivo de esta modificación del PGOU debe ser impulsar el crecimiento compacto de la ciudad. Los convenios urbanísticos sólo se utilizarán en casos muy excepcionales.

40. Exigir, con carácter previo, a los nuevos desarrollos urbanísticos el cumplimiento de una serie de condiciones: Garantía de buenas conexiones, viaria y de transporte público y compromisos de construcción y puesta en funcionamiento de nuevas dotaciones (centros de salud, centros educativos, instalaciones deportivas, centros cívicos, etc.).

41. Incentivar la dotación de equipos domóticos en las viviendas e inmuebles de nueva construcción.

42. Erradicar situaciones de infravivienda en la ciudad, utilizando también medidas preventivas como la ITE gratuita preferentemente en viviendas protegidas ejecutadas por personal técnico municipal.

43. Incentivar las inversiones públicas que corrijan los desequilibrios territoriales de infraestructuras y servicios.

44. Invertir económicamente mientras no se ejecute el soterramiento la mejora de los pasos a nivel o subterráneos existentes en las vías del tren para hacerlos dignos y seguros.

E) ACCIÓN SOCIAL Y SERVICIOS SOCIALES.

Queremos una ciudad donde las personas sean más iguales en derechos y en deberes, donde se cumpla el principio de igualdad de oportunidades, donde los ciudadanos sean libres, solidarios, tolerantes, en las que se respeten los derechos humanos (eliminar o cambiar de lugar).

La ciudad debe configurarse permeable y accesible a todas las personas que vienen de fuera en busca de una vida mejor; y todos con independencia de su condición o limitaciones. Ellos también que necesitan una ciudad abierta, acogedora y sin obstáculos.

Todos queremos vivir en un ambiente sano y saludable; en definitiva, la ciudad, debe garantizar la plena integración y el desarrollo humano de sus habitantes.
Valladolid ha de esforzarse en atender las necesidades de todos sus vecinos, nativos o foráneos, y en especial las de aquellos con menos recursos o necesitados de adaptación o integración.

45. Crear en los barrios bolsas de trabajo gestionadas por las Asociaciones de Vecinos.

46. Potenciar la actuación voluntaria de los ciudadanos.

47. Ampliar las plantillas de personal de atención municipal a infancia, mujer, mayores y discapacitados.

48. Ampliar la red de Escuelas Infantiles municipales.

49. Ampliar la red pública de centros de día.

50. Asignar al antiguo Hospital del Río-Hortega la función de centro geriátrico polivalente.

51. Incrementar los servicios de atención a domicilio.

52. Impulsar la participación e incluso la cogestión de los programas de prevención municipales.

53. Crear una red de centros de acción social de ámbito territorial más reducido y con capacidad de actuación sobre núcleos de población no superiores a 20.000 personas.

54. Impulsar el turismo sin barreras (discapacitados, mayores, etc.).

55. Concienciar a la población sobre el problema de la violencia contra la mujer: modificación de estereotipos y comportamientos que la toleran e inclusión en los programas educativos municipales de unidades temáticas relacionadas sobre la violencia de género.

56. Crear el Centro de la Mujer desde donde se diseñen las estrategias que contribuyan a incrementar la presencia de mujeres en todas las entidades y órganos de participación social y política.

57. Favorecer el acceso a los servicios públicos de los vecinos extranjeros, particularmente en justicia, sanidad, servicios sociales y educación, con medidas de apoyo para la plena integración lingüística y cultural.

58. Reducir el número de personas en riesgo de exclusión social.

59. Dedicar el 0,7% del presupuesto municipal a la ayuda al desarrollo del Tercer Mundo.

F) SOSTENIBILIDAD.

La sostenibilidad de la ciudad que queremos se centra en la recuperación de la ciudad existente, evitando la tentación de políticas territoriales que promueven el desarrollismo. La rehabilitación de las áreas centrales y los barrios tradicionales no debe limitarse a meras intervenciones cosméticas; por el contrario, ha de ser eminentemente transformadora, con voluntad de recuperar toda la ciudad y su entorno.

La sostenibilidad exige apostar por el transporte público y, por tanto, hay que potenciar todos los sistemas que faciliten esta opción.

60. Adoptar medidas efectivas de reducción de la contaminación atmosférica, lumínica y de ruidos.

61. Adoptar decisiones que reduzcan la generación de residuos sólidos urbanos.

62. Promover en las zonas de ocio actuaciones consensuadas entre los sectores implicados sobre horarios de apertura y cierre, ruidos...

63. Soterrar las conducciones eléctricas en el territorio municipal urbanizado.

64. Rescatar la gestión pública del agua.

65. Promover campañas para la reducción del consumo de agua, evitando su despilfarro.

66. Adoptar medidas de renovación de la red de abastecimiento para reducir las pérdidas de agua.

67. Diseñar un plan que evite de inundaciones en la ciudad.

68. Incrementar las medidas de reducción del consumo eléctrico municipal y particular.

69. Estudiar y evaluar el impacto de la huella ecológica de la ciudad como elemento educador.

70. Modificar la actual ordenanza sobre, INSTALACIONES E INFRAESTRUCTURAS DE RADIOCOMUNICACION EN EL MUNICIPIO DE VALLADOLID, para fijar máximos de emisión de las instalaciones de telefonía móvil en 0.1 microvatios por centímetro cuadrado. También se regule un sistema de control y seguimiento da las emisiones desde el Ayuntamiento como sucede con los controles sobre contaminación atmosférica.

71. Favorecer la implantación de una red subterránea de recogida selectiva de residuos urbanos en toda la ciudad.

72. Intervenir en la recuperación integral de las riberas de los ríos y canales de la ciudad.

G) EDUCACION Y CULTURA.

Es misión de los municipios apoyar, con recursos económicos, materiales y de personal, las iniciativas culturales que se dan en la ciudad. También lo es la de distribuir de forma equilibrada los equipamientos e infraestructuras educativas y culturales, velar por el patrimonio cultural e impulsar políticas tendentes a proporcionar actividades culturales de calidad en los barrios.

73. Incrementar y mejorar la estructura de las bibliotecas municipales, potenciando sus actividades y a la vez, garantizando siempre la gratuidad de este servicio.

74. Asumir plenamente programas municipales de educación de personas adultas.

75. Promover programas culturales de calidad también en los centros cívicos de los barrios.

76. Utilizar con actividades colectivas de los vecinos las instalaciones de centros educativos fuera del horario lectivo.

77. Favorecer la gratuidad de libros de texto en los ciclos de enseñanza obligatoria.

78. Ofertar programas de educación permanente durante toda la vida, con incorporación de las nuevas tecnologías.

79. Mejorar las infraestructuras de servicios culturales, de ocio, deportivas, etc.

80. Aumentar la capacidad formativa de alfabetización digital de toda la población y, especial, de los grupos con menos recursos social y económicamente.

81. Profundizar en el rol educativo y formativo de la oferta cultural.

82. Promover la gestión municipal de las actividades extraescolares culturales, recreativas y deportivas en los colegios públicos.

H) PARTICIPACIÓN.

Si bien es ciento que la participación constituye un derecho básico de la ciudadanía y un valor clave de la democracia, ésta ha venido desarrollándose en nuestro país solo en su vertiente representativa, delegando en otros lo que debe ser un ejercicio personal de los ciudadanos. Hoy más que nunca exigimos el derecho de todos a participar en política. La participación ha de estar ampliamente regulada en todos y cada uno de los ámbitos de actividad social y política. Participar es, además de un derecho, una obligación para todos los ciudadanos, por lo que no cabe imponer limitaciones a la democracia participativa.

Participar no significa depositar un voto cada cuatro años, sino poder formar parte de un engranaje que practique con soltura una evaluación continua de las actuaciones realizadas en la mejora de la ciudad, que muestre su opinión razonada y el grado de satisfacción ante las medidas adoptadas, que a veces se acuerdan con una mayoría plenaria pero con un total desacuerdo de la ciudadanía.

Evidentemente que entendemos que la participación es un tema muy complejo y que la sociedad en general padece una crisis de participación que afecta también a las asociaciones en las que se auto organiza, por lo que, al margen de las actuaciones que han de promoverse para afrontar esta crisis, en la corporación municipal debe de existir un firme compromiso para propiciar la participación, al mismo tiempo que ha de dotar de recursos necesarios a las asociaciones para que éstas puedan cumplir sus funciones reivindicativas y de colaboración sin depender de la simpatía o no del gobernante de turno.

83. Dotar de centros cívicos a los barrios de la ciudad donde no existan, mejorando la infraestructura general de los ya existentes.

84. Apoyar y promover la informatización de las asociaciones.

85. Instaurar la figura del mediador de barrio, ya aprobada por el Ayuntamiento, con funciones de intervención en temas menores (disciplina urbanística, destrozos en el mobiliario urbano) y consulta de los vecinos.

86. Incorporar en la página web del Ayuntamiento las actividades de las asociaciones vecinales.

87. Implantar un plan municipal de formación integral de los dirigentes y personal de las asociaciones.

88. Financiar a las asociaciones mediante la fórmula de convenios plurianuales.

89. Elaborar el programa de fiestas con participación asociativa y con programación de actividades de calidad en todas las zonas de la ciudad.

90. Promover la incorporación de jóvenes e inmigrantes al tejido asociativo.
91. Implantar el Presupuesto Participativo.

92. Impulsar el Consejo Social de la Ciudad con la dotación de medios adecuados para el desarrollo de sus tareas y la eliminación de cualquier cargo político en su composición.

93. Promover la presencia de la Federación Vecinal en los consejos de administración y de dirección de las empresas y fundaciones municipales (cementerios, mercados, vivienda, autobuses, limpieza...).

94. Prever la consulta previa a las asociaciones vecinales del ámbito que corresponda en las actuaciones municipales en los barrios.

95. Fomentar y apoyar la creación de redes entre las organizaciones sociales y ciudadanas de la ciudad.

96. Promover la participación del movimiento asociativo en la definición del presupuesto y planes estratégicos de la ciudad.

97. Fomentar la participación de las entidades sociales en la gestión y planificación de equipamientos, infraestructuras y servicios de carácter público.

98. Acordar un gran pacto entre todos los grupos municipales para facilitar la participación ciudadana, a fin de que ésta sea un proceso de aprendizaje conjunto y responsabilidad compartida de todos los miembros de la corporación.

99. Elaborar un Plan Municipal de Participación donde se recojan las estrategias para fomentar la participación y al modo en cuanto al cómo, quién y cuándo participa, con la implicación de todos los sectores ciudadanos en su diseño, desarrollo y evaluación de resultados.

100. Supresión del cobro a entidades sociales por actividades sin ánimo de lucro en la vía pública. Supresión de la ordenanza de prevención de conductas antisociales de los artículos limitativos de derechos de las entidades sociales.


Ver en línea : Comunicado: Las Asociaciones vecinales presentan a los grupos políticos 100 propuestas para las Elecciones Municipales La Federación espera reunirse con los candidatos de PP, PSOE e IU