Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > Sobre la calle que se acaba de dedicar al franquista José Ramón del Sol: (...)

Opinión: Julio del Olmo

Sobre la calle que se acaba de dedicar al franquista José Ramón del Sol: "Fiel defensor del régimen dictatorial"

León de la Riva da una calle el rector que cerró la Universidad de Valladolid en el 75

Jueves 20 de agosto de 2009 · 1601 lecturas · rss article rubrique


A nuestras calles, los responsables políticos de tumo les asignan entre otros, nombres de personas que consideran un ejemplo para el resto de la población. En algunos casos prevalecen sus méritos literarios, otras son musicales, docentes, deportivas o políticas. Bien es verdad que ante ciertos cambios en las sociedades, los que eran considerados por unos como meritorios ejemplos pasan a ser denostados por los que llegan, y así asistimos en cada momento a la visión en nuestros letreros de unos u otros nombres.

Claro está que cuando uno se refiere a modelos a seguir o para recordar sus méritos, lo que parece debe prevalecer es que sean ejemplos positivos para la sociedad que tiene que leer su nombre colgadito de la pared.

Recientemente a una nueva zona de ampliación de la ciudad, han asignado el nombre a una de las calles del Doctor José Ramón del Sol. No soy joven ni viejo, pero debo tener una mala memoria, o ser un desconocedor de una parte importante de la vida y obra de esta persona.

Hasta donde recuerdo, en 1973 en Valladolid se inició una ola de protestas y manifestaciones obreras dinamizadas en Fasa Renault con un claro trasfondo político de protesta contra la dictadura franquista. En 1974 este ambiente de contestación a la dictadura se extiende a la Universidad. El Rector es el Doctor José Ramón del Sol (el de la calle) y como fiel y categórico defensor del régimen dictatorial, como solución y castigo a los revoltosos echó el cerrojo a la Universidad, suspendiendo el curso académica. Incluso fieles del régimen no dejaron de considerar que fue una decisión desmesurada, por la que se vieron, afectados los miles de universitarios que estudiaban en Valladolid. Lo siguiente que uno recuerda de este doctor, de cuyos méritos médicos no dudo, es que hasta su fallecimiento en 1986, no destacó por su entusiasmo por la Democracia, y que ante las nuevas disposiciones del Gobierno socialista, qué regulaban o impedían que en los hospitales públicos sus doctores pasaran consulta privada fue uno de sus más aguerridos contestadores.

El Alcalde de Valladolid, señor León De La Riva, ha decidido dar el nombre de una calle a este doctor, como ciudadano me gustaría conocer si ha tomado la decisión en base a los méritos expuestos, ó a otros méritos de tanto calado que hacen insignificantes tos reseñados.

Julio del Olmo es arqueólogo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica

JPEG - 28.2 KB
Fotografía: Montse Álvarez

Fuente: Texto: Julio del Olmo, Fotografía: Montse Álvarez, Diario de Valladolid-El Mundo, 20-08-2009.

Nota histórica

En 1975, Los universitarios se unieron a los paros promovidos por los obreros de FASA, mientras el 20 de enero de 1975 eran juzgados en Madrid los estudiantes José Luis Cancho, Miguel Casado, Joaquín Castrillón, Tito Hermosa, José Manuel Arnaiz, Luis Fermín Orueta y Ovidia Vinuesa. Las penas por asociación ilícita (todos pertenecían al PCEi) oscilaron entre los 4 y los 2 años de prisión. Tres días después 69 representantes de todas las Facultades y Escuelas iniciaron un encierro en la capilla del Hospital Provincial, siendo desalojados y detenidos por la policía.

Nueve días mas tarde un grupo de alumnos de la Facultad de Medicina arrojaban huevos al rector Del Sol, mientras mis de mil estudiantes se manifestaban en la Plaza de Santa Cruz solicitando su dimisión y pidiendo amnistía y libertad para todos los detenidos. La policía no tardó en cargar con contundencia. Y llegó el día de la reapertura. Era el 19 de enero de 1975. El rector José Ramón del Sol acudió a dar su clase a los alumnos de quinto de Medicina. No había nadie. Del Sol, no obstante, permaneció inmóvil en el aula. Cuando se cumplió la hora salió de clase en dirección al Hospital Provincial. Al final del vestíbulo un grupo de alumnos le esperaban amenazantes. Le impedían el paso, no le dejaban dirigirse al Hospital Provincial. Una lluvia de huevos se estrelló contra el rector, mientras los estudiantes gritaban “¡Dimisión! ¡Dimisión!.

Manchado y visiblemente enfadado, Del Sol tuvo que ser auxiliado por miembros de la Cátedra de Obstetricia y Ginecología, entre los que se encontraba Javier León de la Riva, actual Alcalde de Valladolid. En declaraciones posteriores el rector dijo conocer a los agresores, que ya se lo esperaba y que los que pedían su dimisión eran “cuatro amigos míos a quienes he prometido una comida si lo proponen y otra en caso de conseguirlo”. Pero al día siguiente más de mil estudiantes se concentraron en el Palacio de Santa Cruz y volvían a pedir a gritos su dimisión, amnistía y libertad. La policía arremetió con violencia y desalojó por la fuerza los bares de la zona.

El 4 de enero de 1986 José Ramón del Sol se pegaba un tiro en la cabeza en su despacho de la Universidad Complutense de Madrid.

Extraído del capítulo "La oposición democrática al franquismo en Castilla y León", de Enrique Berzal de la Rosa, publicado en la obra colectiva "Castilla y León en la historia contemporánea" editada por la Universidad de Salamanca.

Reseñas en prensa