Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Urbanismo y vivienda > El PSOE denuncia que el PGOU de Valladolid publicado en el Boletín de la (...)

Resumen del informe de las irregularidades en el Plan General de Ordenación Urbana

El PSOE denuncia que el PGOU de Valladolid publicado en el Boletín de la Provincia en 2004 es distinto al aprobado por el pleno en 2003

El documento fue manipulado entre su aprobación y su publicación, con alteraciones de edificabilidad; el cambio en algunas condiciones de edificación ha permitido autorizar operaciones polémicas como la de Parkosa en el Pinar

Miércoles 27 de febrero de 2008 · 347 lecturas · rss article rubrique


INTRODUCCIÓN

El Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid, controvertido en su día, y contestado incluso en los tribunales, regresa al análisis público de nuevo a raíz de un informe del Grupo Municipal Socialista, elaborado tras un minucioso estudio que ha dejado al descubierto al menos una veintena de divergencias entre lo aprobado en el Pleno Municipal en marzo de 2003 y lo finalmente publicado en febrero de 2004.

Lejos de tratarse de pequeños vaivenes de palabras, o de la utilización de sinónimos o formas verbales distintas para definir las mismas cosas, las diferencias entre el texto al que los concejales del Ayuntamiento de Valladolid dieron el visto bueno y el que, casi un año más tarde, fue impreso en el Boletín Oficial de la Provincia, suponen, a juicio de los socialistas, profundas modificaciones, fruto de la manipulación de decenas de artículos que no sólo cambian el sentido de los preceptos que se aprobaron, sino que, además, propician la legalidad de actuaciones que el documento inicial, el aprobado en Pleno, no habría permitido.

Entre ellas, incrementos de edificabilidad, facilidades para descatalogar inmuebles protegidos, cambios en la autorización para realizar intervenciones en edificios catalogados, y otros que permiten, por ejemplo, la construcción de viviendas unifamiliares en suelo rústico común o la reconversión de granjas en complejos residenciales.

Algunas de las modificaciones del texto avalan alteraciones en las condiciones de edificabilidad en áreas muy conocidas, como la Ciudad de la Comunicación, donde el índice de edificabilidad absoluta residencial pasa de 0,80 metros cuadrados por metro cuadrado a 1,32, gracias a la “insólita transformación” del artículo 160 del texto aprobado por el Pleno, que en el documento publicado se convierte en el artículo 157.

Otros cambios suponen que se haya abierto la puerta a proyectos que en el texto del Plan General original no cabían, como por ejemplo, que se diera licencia de obras a Parkosa para la construcción de un complejo residencial asistencial para mayores en el Pinar de Antequera, gracias a que al texto del artículo 297.1, letra o (que se publicó como ñ) se añadieron algunas líneas que incluyen “los denominados apartamentos tutelados destinados a personas mayores”, palabras que no incluía la primera redacción.

El origen de los cambios, introducidos por el Ayuntamiento una vez que el consejero de Fomento, Antonio Silván, había firmado la orden aprobando el Plan, fue precisamente el hecho de que el consejero rubricó la propuesta sin exigir la revisión del texto refundido por parte de la Dirección General de Vivienda y Urbanismo, una actitud que el PSOE considera incomprensible, especialmente cuando el Pleno del Consejo de Urbanismo había recomendado lo contrario.

Descarga más abajo el Informe completo.