Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Áreas > Solidaridad y ciudadanía > «Quien rompa una farola va a pagar diez», dice el alcalde León de la (...)

¿Pagará él también diez veces y de su bolsillo las costas judiciales de los pleitos que pierde?

«Quien rompa una farola va a pagar diez», dice el alcalde León de la Riva

El alcalde anuncia que subirá «de forma escandalosa» las multas por daños al mobiliario urbano, y, además, amenaza: «Que Dios les coja confesados»

Martes 22 de enero de 2008 · 155 lecturas · rss article rubrique


«Quien rompa una farola, va a pagar diez». El alcalde de Valladolid eligió ayer un auditorio adolescente para anunciar un endurecimiento de las sanciones a quienes causen daños al mobiliario urbano y a los equipamientos públicos. León de la Riva advirtió, en una charla a los alumnos del colegio La Inmaculada de los Maristas, que ha dado instrucciones para incrementar «de forma escandalosa» las multas contempladas en la ordenanza antivandalismo. «Que Dios les coja confesados», subrayó.

Según los datos facilitados por la Policía Local, en el 2007 se impusieron 1.888 denuncias por vulnerar esta norma y se produjeron setenta comparecencias en comisaría por el mismo motivo. Del total de denuncias, 1.011 fueron por orinar en la vía publica (falta leve), mientras que las graves y muy graves -de 750 a 3.000 euros- sumaron 157. El Consistorio dedica cada año 600.000 euros para reponer mobiliario urbano dañado, un gasto que se tiene que reducir «porque la calle es de todos y todos lo pagan, no sale del bolsillo del alcalde», recordó León de la Riva.

El máximo responsable del Consistorio se sentó ayer ante un centenar de alumnos de la ESO para explicar su visión del AVE, un acontecimiento «histórico» cuya llegada, sin embargo, no se ha producido como él la acordó con el ex ministro Álvarez Cascos. Por enésima vez enumeró, en la sala conocida como El Hexágono, lo que a su juicio son incumplimientos del Gobierno de Zapatero como la entrada sin soterrar, por una sola vía y con un gasto de setenta millones en infraestructura que no valdrá para el futuro. León de la Riva dio el nombre de Soraya Rodríguez como la responsable de «otra barrera» en la ciudad con la variante de mercancías y admitió como «normales» los problemas de la línea en los primeros 15 días de funcionamiento, aunque, dijo, «lo lógico es que los ajustes se hubieran hecho sin pasajeros dentro». Con ese «sabor agridulce», el alcalde, quien se llevó al centro educativo su vídeo del AVE, aseguró no sentirse respaldado «ni por el Gobierno central ni por la Junta» en su deseo de que el aeropuerto de Villanubla sea una alternativa real a Barajas.

Las explicaciones sobre tren y el soterramiento no causaron excesivo furor en el auditorio. En el turno de preguntas, sólo una joven se inquirió al alcalde sobre los ruidos que generará la obra junto a su vivienda en la estación. «Es la única zona donde no trabajará la tuneladora y por los tanto la más incómoda, lo siento», contestó el regidor.

Horarios de bares

Tres filas más allá otro joven preguntaba para cuándo el Valladolid Arena. El alcalde negó que el proyecto -«una necesidad imperiosa e irrenunciable»- se haya desestimado y aseguró que a finales de este mes se entregará nueva documentación a la Junta.

León de la Riva respondió a una adolescente que el Ayuntamiento ha solicitado a la Junta que transfiera la competencia de horarios de los bares y discotecas (se han cerrado los locales light), pero subrayó no entender por qué se asocia la diversión a la ingesta de bebidas alcohólicas. Respecto a la prohibición del uso del servicio de alquiler de bicicletas a menores, aseguró que el Ayuntamiento estudia establecer una fianza para retirar un vehículo, que podrían ser utilizados por un menor siempre que tenga la autorización de los padres.

El alcalde se despidió de los chavales pidiéndoles que presenten sus sugerencias en el Ayuntamiento y haciendo un llamamiento contra el vandalismo. Una cerrada ovación de los jóvenes sirvió como despedida a un regidor que se maneja con soltura entre los adolescentes.


Fuente: Texto, Fotografía: Cristian Sanz, El Norte de Castilla, 22-01-2008.