Contactar | asociaciones | Mapa del sitio | Sitios Web | listas correo | webmail | Facebook | Twitter | Canal Youtube | cavecal | ceav | RSS

Portada del sitio > Gestión de asociaciones > La nueva regulación de las asociaciones de consumidores

La nueva regulación de las asociaciones de consumidores

La Ley deja de considerar a las asociaciones de vecinos asociaciones de consumidores y en base al punto 4 de dicho artículo les prohíbe la utilización en su denominación de los términos “consumidor” o “usuario”

Martes 2 de enero de 2007 · 1470 lecturas · rss article rubrique


Con fecha 30 de diciembre de 2006 se publica la Ley 44/2006, que modifica la Ley 26/1984 de defensa de los consumidores y usuarios.

Además de las modificaciones anunciadas relativas a la remoción de obstáculos para poner fin a contratos de prestación de servicios, y al abono por tiempo consumido real y no por tramos horarios, es de interés para las Asociaciones de Vecinos inscritas en registros de consumidores la nueva regulación que se hace del artículo vigésimo y siguientes de la ley.

El artículo vigésimo primero dos letra e) prohíbe a las asociaciones de consumidores dedicarse a actividades distintas a las de defensa de los consumidores o usuarios. Por lo tanto las asociaciones de vecinos que, evidentemente, desarrollan otras actividades al margen de la defensa de los consumidores (a no ser que consideremos, como algunos hacen a nivel regional, que todo lo que hacen tiende a la defensa de consumidores, lo cual las llevaría a su desaparición como asociaciones de vecinos) incurrirían en prohibición evidente (y permanente).

Como el artículo vigésimo bis del actual texto de la Ley señala en su punto tercero que las asociaciones de consumidores son las que cumplen la ley (y las asociaciones de vecinos no la cumplirían en su integridad), la Ley deja de considerar a las asociaciones de vecinos asociaciones de consumidores y en base al punto 4 de dicho artículo les prohíbe la utilización en su denominación de los términos “consumidor” o “usuario”.

Por lo tanto, de esta regulación se derivan las siguientes consecuencias:

1. Las asociaciones o federaciones de vecinos que contengan los términos “consumidor” o usuario” deberán proceder a la modificación de sus denominaciones. El plazo de modificación es de seis meses desde el 31 de diciembre de 2006, en base a la disposición transitoria tercera de la ley.

2. Se entiende que la modificación estatutaria sólo afectaría a la denominación, no al contenido, pues nadie puede impedir a una asociación dedicarse a lo que quiera aunque no sean consideradas asociaciones de un determinado tipo.

3. Acordada la modificación estatutaria, se debería proceder a solicitar la baja en los diferentes registros de consumidores donde estemos inscritos.

4. En los presupuestos de las asociaciones de vecinos no debería hacerse constar ingresos por subvenciones procedentes de programas de asociaciones de consumidores.

5. Las asociaciones de vecinos deberían comunicar a sus estructuras superiores (confederación regional) y las organizaciones de consumidores a las que estuviera adherida de que también ella debe actuar del mismo modo, si no quiere incurrir en incumplimiento de la ley, de la que podría derivarse sanción por parte de la Administración.

Federación de Asociaciones Vecinales de Valladolid